Weekly News

Comparece Carstens entre risas y abucheos

16 de septiembre de 2009.

Apenas iniciaba su comparecencia, y sin querer, Agustín Carstens ganó un fuerte aplauso de los legisladores perredistas y lopezobradoristas. Al momento de protestar hablar con verdad, lo hizo con el brazo izquierdo extendido al frente. El secretario de Hacienda no comprendía la causa de la aclamación, hasta que alguien, desde la Bancada del Partido Acción Nacional (PAN) le hizo una seña, la entendió y entonces protestó con la derecha.

Minutos antes, el responsable de las finanzas nacionales había llegado al salón de plenos sin que lo recibiera un solo aplauso. Alguien le preguntó si estaba nervioso. "¡No!... ando contento" respondió.

Y ya se disponía a leer su texto, cuando el presidente de la Cámara de Diputados, Francisco Ramírez Acuña le recordó que tenía que rendir protesta. Carstens dio la espalda a la asamblea y cumplió con la fórmula, mirando a quien encabeza la Mesa Directiva.

Éste le hizo ver su error, fue entonces que extendió el brazo izquierdo, ganó aplausos sin quererlo, y luego el derecho. En su rostro se dibujaba una sonrisa como de escolapio travieso.

El secretario de Hacienda, el de la bonachona su imagen, pero duro en su discurso. El de la corrección en las formas, pero inflexible en sus respuestas a los cuestionamientos de la Oposición.

Poco más de cinco horas estuvo en San Lázaro. Y escuchó de casi todo. Le dijeron que es mal beisbolista, que como pitcher no llega la pelota al home. Y que lo que en principio diagnosticó como una "gripe leve" se convirtió en una influenza económica por errores del Gobierno que ahora quieren que pague el pueblo.

Él, ante ello, jugueteaba con su pluma, hacía apuntes, pedía algunos datos a sus asesores. Pero, cuando en nombre del Partido Revolucionario Institucional (PRI) Jesús Alberto Cano censuró la propuesta de la llamada contribución para el combate a la pobreza, pues, dijo, funciona como IVA, grava con IVA y lastima como IVA, es un albazo impositivo, el secretario de Hacienda se puso serio y no evitó expresar algo así como un puchero.

El priista refirió que la propuesta del Gobierno Federal para 2010 es "regresiva, insuficiente y sin estímulos al empleo, todo el mundo lo rechaza porque sólo busca resolver el problema de caja del Gobierno y no el de los bolsillos de la gente

Una sesión sin escándalos. Del lado de la fracción del Partido de la Revolución Democrática (PRD) sacaron una enorme manta con una leyenda contra el impuesto del 2% al consumo. Posteriormente los lopezobradoristas mostraron pancartas.

Esthela Damián Peralta, diputada federal del PRD, lanzó al secretario de Hacienda, Agustín Carstens, la pregunta: "¿qué tiene usted contra las mujeres?", en referencia a los recortes por alrededor de mil 500 millones de pesos a los programas por la equidad, salud y trabajo diseñados para las mujeres.

Desde la tribuna, la diputada leyó uno a uno los recortes presupuestales en programas de equidad y género.

El secretario Agustín Carstens respondió que no existe tal recorte, pero su comparación la hizo con la propuesta presupuestaria 2009, mas no con lo aprobado.

Sin embargo lo que irritó a los legisladores panistas fue la intervención del priista Sabastián Lerdo de Tejada, quien leyó parte de un discurso en el que, quien lo pronunció, dijo que aumentar impuestos muy por encima de los incrementos salariales indica que el Gobierno optó por sacrificar a los contribuyentes y trabajadores. Después aclaró quién lo dijo: el diputado Felipe Calderón en 1995.

El Partido del Trabajo (PT) también reprobó a Carstens como secretario de Hacienda, toda vez que en la primera mitad del sexenio aumentaron desempleo y pobreza.

Convergencia criticó el dispendio en nóminas de la alta burocracia, así como una galopante endeudamiento interno del Gobierno Federal, que con 2.5 millones de pesos, es el nivel más alto de deuda federal.

Nueva Alianza también rechazó el alza de impuestos, como una medida contraria a la reactivación del empleo y defendió la inversión en educación e infraestructura para una economía más productiva.

Sólo el PAN entró al quite de Carstens. El diputado Luis Enrique Mercado defendió la propuesta del Gobierno, llamó a las bancadas a debatir y reconocer que el país se debía olvidar de los ingresos petroleros y crear otras opciones de recaudación.

Cuando terminó, el beisbolista aficionado, zurdo natural, y secretario de Hacienda, bajó de la tribuna de las responsabilidades. Nuevamente sonreía. Y con ese gesto bonachón que lo caracteriza confiaba: "Me voy contento".

'No podemos vivir en la ficción' El secretario de Hacienda y Crédito Público, Agustín Carstens, lamentó el posible despido de 10 mil burócratas, pero dijo que "no podemos pretender vivir en una ficción, en la que se exija al Gobierno reducir su tamaño sin que haya pérdida de empleos".

Durante su comparecencia en el pleno de la Cámara de Diputados, el funcionario defendió el paquete económico que presentó el Gobierno Federal para el año 2010, en el cual -aseguró- el "impuesto contra la pobreza" cuenta con el consenso de la población.

Al respecto, refirió que encuestas recientes indican que una inmensa mayoría de los mexicanos está dispuesta a pagar una contribución adicional que se destine a combatir la pobreza. Sobre todo, dijo, si los recursos se ejercen con toda transparencia, de manera abierta, y su ejercicio está sujeto al escrutinio puntual de la sociedad.

"Me parece entonces que es momento de revisar presunciones y evaluar en todo su mérito la iniciativa para crear una contribución de 2 por ciento sobre el consumo de todos los bienes y servicios, destinada a combatir la pobreza".

Respecto a la contracción de la estructura gubernamental recordó que supondrá la reducción de casi 10 mil plazas en las estructuras administrativas, especialmente las que corresponden a los altos mandos.

"Es algo que lamento mucho, al igual que cuando hay despidos en el sector privado y social, pero no podemos pretender vivir en una ficción, en la que se le exija al Gobierno reducir su tamaño sin que haya pérdida de empleos". Es el Gobierno el que debe de dar el ejemplo ajustando el gasto, subrayó.

En todo caso, dijo Carstens, se hará el esfuerzo para reubicar a los trabajadores, ofrecerles el retiro voluntario y darles apoyo más allá de lo que marca la Ley.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles