Weekly News

Visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos teme atentado

21 de septiembre de 2009.

El primer visitador de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) en Ciudad Juárez, Gustavo de la Rosa Hickerson, denunció que se encuentra en peligro de muerte y teme ser víctima de un atentado en cualquier momento.

Ante la posibilidad de sufrir un ataque, responsabiliza a los políticos locales y al Ejército, que se han “incomodado” con su labor.

De la Rosa Hickerson, quien se desempeña como visitador para Atención a Víctimas y Proyectos Especiales de la CEDH, señaló que tomó la decisión de hacer pública esta situación, luego de que la administración estatal le negara protección.

“En cualquier momento puede haber una tragedia, así que he decidido protegerme yo solo, ya que por parte de la institución (CEDH) hay un abandono completo hacia mi persona. Duermo todos los días en diferentes lugares, cambio constantemente de automóvil y cambio mis rutas para sentirme un poco más seguro”.

Mi trabajo molesta a mucha gente

Apenas hace unos días, dos personas que le escoltaban y brindaban protección fueron agredidas, a uno de ellos lo “levantaron” militares y sufrió vejaciones; en tanto que el otro logró escapar al ataque de unos sicarios que lo persiguieron disparándole, relató.

Ambos incidentes fueron “advertencias” dirigidas a De la Rosa. “Mi forma de actuar y mi trabajo molestan a mucha gente. Estoy convencido de que el Ejército no ha podido hacer lo que le plazca, porque lo he enfrentado desde la comisión: hemos presentado las denuncias y hemos exigido a la Comisión Nacional (de Derechos Humanos) que resuelva”, declaró el activista.

Añadió: “Muchos de los políticos quisieran que nada de lo que pasa en Juárez se diera a conocer en el mundo, pero yo he distribuido información a otros países. Muchos políticos están muy enojados conmigo”.

Dijo que la persona que más se ha inconformado con su labor en favor de los derechos humanos, es el comandante de la quinta zona militar y coordinador del Operativo Conjunto Chihuahua, el general Jesús Espitia.

Lo anterior, debido a que atendió 220 casos de personas detenidas ilegalmente por las fuerzas castrenses, de las que se desconocía su paradero, y que gracias a las denuncias hechas por De la Rosa se logró que fueran ubicados para presentarse ante el Ministerio Público o quedaran en libertad 206 de ellos.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles