Weekly News

Plan de Calderón generará contracción de 1.8%

22 de septiembre de 2009.

La cascada de impuestos que comenzarían en el 2010, si el Congreso avala la propuesta calderonista, provocará una contracción de la economía de 1.8%, aseguró la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Investigadores de la máxima casa de estudios advirtieron que la complicada situación para 2010 ocasionará que 200 mil trabajadores pierdan su empleo, el próximo año. Añadieron que el programa impositivo que contempla aumentar el Impuesto Sobre la Renta (ISR) a una tasa de 30% y crear una contribución de 2% al consumo de bienes y servicios ocasionará una caída en el consumo.

En conferencia de prensa, José Luis Calva Téllez, economista de la UNAM, advirtió que el impacto en la inflación podría llegar hasta 6.1%, por los aumentos a los combustibles y el nuevo impuesto de 2%. "La inflación está muy baja. No están teniendo en cuenta el impacto del paquete de Hacienda. Simplemente, el 2% del impuesto a los bienes y servicios, en automático los precios se te van para arriba", expuso el académico de la UNAM.

Calva Téllez planteó que el ISR se incremente, pero siempre y cuando tome en cuenta el ingreso de los ciudadanos.

"El nivel de ingresos a partir del cual un individuo mexicano paga la tasa del ISR no está muy distante de la línea de la pobreza, es decir, un clase mediero de pocos recursos paga la misma tasa que Carlos Slim", enfatizó el académico.

Agregó que esa situación obliga a reflexionar sobre un incremento en el número de rangos hacia arriba.

"De tal manera que quienes ganan más de un millón y medio de pesos, más de 2 millones o más de 3 millones de pesos, paguen tasas progresivamente mayores. Aquí si Carlos Slim pagaría una tasa mayor de ISR", enfatizó el académico.

Puntualizó que en Estados Unidos, la base del ISR es de 45%, pero va de pequeño a grande.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles