Weekly News

Se compromete China a reducir emisiones de CO2

23 de septiembre de 2009.

China prometió ayer crear en su territorio bosques tan grandes como Noruega y que en menos de una década el 15% de su consumo de energía provendrá de fuentes renovables

El presidente chino Hu Jintao, hablando ante la conferencia de mayor nivel de Naciones Unidas sobre el cambio climático prometió dar "pasos resueltos y prácticos" para reforzar el uso de energía nuclear, mejorar el uso eficaz de energía y reducir "en un margen notable" la tasa de crecimiento de su contaminación por carbono en proporción con su crecimiento económico.

"En la lucha contra el cambio climático, están en juego los intereses comunes del mundo entero", dijo Hu. "Más allá del sentido de responsabilidad hacia su propio pueblo y los pueblos de todo el mundo, China aprecia totalmente la importancia y la urgencia de atender el cambio climático".

Gran parte de la atención se centró también en el primer discurso del presidente estadounidense Barack Obama en Naciones Unidas, donde dijo que Estados Unidos esta "decidido a actuar".

"La amenaza del cambio climático es grave, es urgente y va en aumento", dijo Obama. "El tiempo que tenemos para alterar esta corriente se acaba".

Obama dijo que Estados Unidos duplicará en tres años su capacidad generadora de energías eólica y otras renovables, con proyectos de energía eólica en alta mar y gastando miles de millones de dólares para capturar la contaminación del carbón en las centrales térmicas que lo quemen.

La conferencia de alto nivel de Naciones Unidas sobre el cambio climático comenzó ayer con la asistencia de 100 dirigentes mundiales, reunidos para reactivar las negociaciones que permitan alcanzar un pacto climático global.

El secretario general de la ONU Ban Ki-Moon pidió a los presidentes, primeros ministros y otros líderes que "aceleren el ritmo de las negociaciones y fortalezcan la ambición de lo que se ofrece" para llegar a un acuerdo en Copenhague en diciembre.

"Si no es logrado un amplio consenso en Copenhague sería moralmente inexcusable, económicamente miope y políticamente imprudente", advirtió el secretario general. "La ciencia lo exige. La economía mundial lo necesita".

La conferencia cimera de ayer en la ONU y la reunión del jueves del Grupo de los 20, que congrega a las principales economías mundiales en Pittsburgh, intentan presionar a las naciones ricas para que reduzcan las emisiones contaminantes y enciman paguen a las naciones en vías de desarrollo para que quemen menos carbón y mantengan sus bosques.

Olas de calor, sequías, la fusión de los glaciares, pérdida de la capa de hielo en Groenlandia y otros desastres naturales se están acelerando, dijo Rajendra Pachauri, presidente de la Comisión Internacional de la ONU sobre el Cambio Climático, que compartió el Premio Nobel de la Paz con el ex presidente Al Gore en 2007.

"La ciencia no permite que nos crucemos de brazos ahora", insistió



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles