Weekly News

Principal problema bucal en menores son las caries: IMSS

25 de septiembre de 2009.

El descuido en el aseo bucal en los niños ha provocado que las caries, abscesos e infecciones en las encías sean las principales causas que provocan la pérdida de los dientes primarios, también conocidos como de leche o temporales. Por ello, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) exhorta a los padres de familia para que estén pendientes de la higiene dental en los menores.

La doctora María Esther Ruiz Melquíades, odontóloga del Área de Estomatología y Dental del Hospital General de Zona (HGZ) 2A Troncoso, explicó que la dentición primaria en los niños es muy importante, pues aunque son dientes que se van a caer, es elemental conservarlos debido a que son la base para los que serán permanentes.

Añadió que perder los dientes temporales antes de su exfoliación, retrasa la erupción de los permanentes, por lo que un menor puede llegar a los nueve años y apenas comenzar con inflamación en las encías, señal del brote de las nuevas piezas dentales.

La doctora Ruiz Melquíades informó que existe tratamiento para ayudar a que los dientes permanentes puedan salir. Sin embargo, indicó que esta técnica es muy agresiva, porque al perder los dientes de leche antes de tiempo, provoca que se cierren los tejidos fibrosos de las encías, lo que obliga a realizar una cirugía para erupcionar al diente definitivo.

Por tal motivo, exhortó a los padres de familia para que enseñen a sus hijos los hábitos y las técnicas de higiene más adecuados para hacerlo; además, dijo, es necesario llevarlos al odontólogo cada seis meses para revisión y aplicación de flúor.

La especialista insistió en que para una mejor limpieza, los menores de edad deben cepillar sus dientes mañana, tarde y noche, principalmente después de cada comida, para evitar que los residuos de alimentos que se quedan en los dientes a lo largo del día, favorezcan la aparición de caries.

Agregó que las encías de los niños también se inflaman y sangran debido a que se cepillan sólo horizontalmente, provocando que en los bordes de las encías, junto a los dientes, permanezcan restos de alimentos, lo que estimula que se inflamen y sangren con mayor frecuencia.

Agregó que, para llevar a cabo un buen aseo bucal, es importante el cambio de cepillo dental en los menores de edad, por lo menos una vez al mes, pues los niños gastan más rápidamente esta herramienta destinada a la limpieza.

Comentó que el cepillo más adecuado para el aseo bucal de un menor es del número 35 porque su cabeza, pequeña y suave, permite un adecuado cepillado. Además, recomendó a las madres y a los padres proporcionar a sus menores un enjuague bucal con funciones similares a la pastilla reveladora, la cual marca los dientes que requieren un nuevo cepillado y hacen más divertida esta actividad.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles