Weekly News

'Tentaciones' que matan

28 de septiembre de 2009.

Megan Fox, la mujer más deseada del planeta devora hombres y besa a una chica en Diabólica Tentación, la película que elevará la temperatura de algunas de las salas de cine esta semana.

Convertida en la imagen de sensualidad que ilustra portadas de revistas y sitios de Internet con sus sugerentes y provocativas poses, además de dar polémicas declaraciones, que si “sufre esquizofrenia” o de que es bisexual, a sus 23 años Megan Fox, luego del éxito en taquilla conseguido con las películas de Transformers, donde interpretó el personaje de “Mikaela Banes” que sólo se le veía corriendo de los robots, ahora se dispone a demostrar sus cualidades como actriz, y que pese a su atractivo se merece llevar el papel principal en Diabólica Tentación, una película de terror, salpicada de humor negro, con un enfoque sobre las inquietudes de los adolescentes.

Ante la atención que ha recibido en periódicos, televisión y en especial en Internet, Megan dice: “No es algo que yo haya buscado, no fue una elección que hice”. A la chica que de la noche a la mañana se convirtió en el deseo sexual de miles de hombres en el mundo le gusta explicarse las cosas de manera simple, sin complicaciones, por eso atribuye la excesiva exposición que recibe de los medios al éxito en taquilla de Transformers.

“Yo participé en una película que recaudó 800 millones de dólares en taquilla, cualquier logro que haya conseguido en este punto de mi vida es producto de eso”.

Adoradora de Marilyn Monroe, al grado que se mandó a hacer un tatuaje de la imagen de la actriz en el antebrazo derecho, Megan vuelve a dar cátedra de cómo llevar una vida fácil, a pesar de ser una estrella de Hollywood, así que ignora las críticas y ataques constantes que recibe en Internet.

“Yo he tomado una decisión de no consultar Internet, porque si quieres tener alguna razón para suicidarte busca tu nombre en la red”. A pesar de ser considerada como el nuevo símbolo sexual en la pantalla, Megan no se muestra del todo a gusto con ese título: “Me da miedo, porque fácilmente te ponen esa etiqueta que no te da otras oportunidades más allá de eso, en cambio Michel Bay (director de Transformers) seguirá teniendo trabajo dentro de 10 años, pero si yo no logro salir de este encasillamiento no seré capaz de tener una carrera”.

Para la belleza nacida en Tennessee, Diabólica Tentación marca su primer papel protagónico en el cine, escrita por Diablo Cody, la guionista ganadora del Oscar por Juno, en donde la actriz interpreta a una joven porrista que a causa de un rito satánico tiene que alimentarse de los chicos que hay en su escuela. Así es, literalmente ahora en el cine, Megan Fox es una devora-hombres.

“No la considero una película de horror, es algo distinto a cualquier cosa que me hayan ofrecido antes, yo la llamaría un sexy thriller con macabro sentido del humor”.

El filme tuvo su primicia en el pasado Festival de Toronto con una función a la medianoche, donde la protagonista causó gran alboroto y revuelo entre sus admiradores y fotógrafos, al acudir portando un minivestido negro, robándole la atención al resto del elenco, formado por Amanda Seyfried, Adam Brody y Johnny Simmons. Pero si bien la polémica actriz acapara todas las miradas con su coquetería, no está dispuesta a quitarse la ropa en el cine: “Tengo una cláusula permanente de no hacer desnudos, todo lo que es privado es mío y me pertenece, así que no pienso compartirlo con el mundo”.

A la espera de los resultados de su nueva película, Fox afirma: “No le he dado a la gente un motivo para que crean que soy una buena actriz, estoy buscando cosas que me hagan esforzarme”, es así como adelanta: “Acabo de hacer una película con Josh Brolin titulada Jonah Hex que es sobre un personaje de los comics, un vaquero que es un antihéroe, ahí trabajé sólo por cinco días, pero nunca había puesto tanto esfuerzo de mi parte y es que Josh es un excelente actor por lo que trabajé muy duro para mantenerme al nivel, son como ésas que me van a obligar a crecer en una dirección positiva y deseo continuar haciéndolo cada vez que tenga oportunidad”.

Y mientras Megan le demuestra al público que sí puede ser una buena actriz, se ocupa en mantener su imagen de muchacha rebelde. La más reciente de sus acciones fue taparse la cabeza con una bolsa de papel durante una entrevista de televisión.

La película incluye una escena que está causando revuelo en Internet: Megan Fox le da un apasionado beso a la actriz Amanda Seyfried.

Al respecto, Seyfried confesó: “Un montón de gente se moriría por besar a Megan Fox y la verdad es que besa bien. Tiene unos labios muy carnosos. Ambas los tenemos”.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles