Weekly News

Protestan miles en Roma por ataques de Berlusconi

4 de octubre de 2009.

Decenas de miles de personas, entre ellas periodistas y activistas de los medios de difusión, se congregaron ayer en una plaza de Roma y acusaron al primer ministro italiano Silvio Berlusconi de intentar silenciar a sus detractores.

Berlusconi, un magnate de los medios informativos, rechazó las acusaciones por considerarlas un "chiste" y tildó la manifestación de una "farsa". Esta semana dijo que en Italia hay más libertad de prensa que en cualquier país occidental.

Berlusconi es propietario de la mayor cadena privada de televisión del país. Como primer ministro, junto a su coalición conservadora, ejerce un control indirecto en la estatal RAI.

El primer ministro demandó recientemente a 2 diarios izquierdistas por su cobertura de un escándalo sexual que le afectó. El primer ministro dijo a la cadena de televisión RAI que en los medios informativos hay "demasiados bribones".

Muchos de los asistentes a la Plaza del Pueblo en el centro de Roma llevaban camisetas con la leyenda "¡Ahora demándame también!". Otros empuñaban un cartel que decía "Bribón" o "Art. 21", en referencia al Artículo de la Constitución italiana que garantiza la libertad de expresión y de prensa.

La manifestación fue organizada por el sindicato de periodistas y atrajo a políticos de la Oposición centro-izquierdista. Los organizadores dijeron que asistieron unas 300,000 personas, pero la Policía romana calculó el número en 60,000.

Los detractores de Berlusconi sostienen que el primer ministro quiere intimidar a los periodistas y manipular su cobertura.

"El problema de la libertad de prensa en Italia no es que no puedan publicar las noticias, es que cuando las publican son presionados o intimidados", dijo Angelo Motta, un estudiante de ciencias políticas que llegó del Norte del país para participar en la manifestación.

Silvio Berlusconi sostiene que la libertad de prensa no puede ser confundida con la libertad para insultar a un político elegido por el pueblo en las urnas.

LAS EXIGENCIAS El secretario general de la Federación Nacional de la Prensa Italiana, Franco Siddi, pidió al jefe de Gobierno retirar las demandas que interpuso a los periódicos La Repubblica y L'Unitá.

Siddi llamó a desechar el llamado "Laudo Alfano", la ley que da inmunidad al jefe de Gobierno, pero sobre cuya validez deberá pronunciarse la próxima semana la Corte Constitucional.

"Al primer ministro, al Parlamento y al Gobierno pedimos cancelar las normas que vetan el ejercicio del derecho de prensa y de permitir que las indagaciones judiciales puedan desarrollarse con la independencia de la magistratura. Al presidente del Consejo pedimos poner fin a la campaña de acusaciones a los periodistas, dejar de insultarnos y de decir la verdad', dijo Siddi.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles