Weekly News

'Impuestos no frenan economía'

8 de octubre de 2009.

El gobernador del Banco de México, Guillermo Ortiz, dijo ayer que el aumento de impuestos propuesta por el Gobierno es necesaria para tapar el déficit y que no frenará la recuperación económica, como aducen fuentes empresariales

México es el que más ha sufrido de América Latina la crisis, con una contracción prevista del 7.3% este año, según el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Por ello, el anuncio a principios de septiembre del incremento de gravámenes ha generado un gran revuelo entre la clase política y empresarial en México.

La Confederación de Cámaras Industriales (Concamin) se quejó esta semana de que el aumento "resta competitividad a la economía, eleva el costo-país y no es acompañado por una sola medida que promueva el empleo, la inversión productiva o el ahorro".

En cambio, Ortiz declaró en una entrevista en Estambul (Turquía) que no cree "que tenga un impacto sensiblemente negativo sobre la evolución de la actividad económica" .

El Gobierno Mexicano ha pedido al Congreso que apruebe la aplicación de un nuevo impuesto al consumo y la subida de gravámenes a la renta, alcohol, telecomunicaciones, juegos y sorteos.

Ortiz llamó a la responsabilidad de los políticos de su país para hacer lo correcto para sanear las finanzas públicas.

"Es un buen momento para que la clase política mexicana tome decisiones", afirmó en Estambul, donde participa de la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial, que concluye hoy.

Ortiz dijo que el aumento de impuestos es "necesaria porque hay una brecha fiscal", originada principalmente por la caída de los ingresos por el petróleo.

El dinero adicional paliaría el agujero de 300 mil millones de pesos (23 mil millones de dólares) previsto para 2011 y también se usaría para programas de combate a la miseria.

En Estambul, el Gobierno mexicano recibió el respaldo del FMI, que destacó que el dinero que se transfiera a los pobres estimulará el crecimiento.

A Ortiz lo que le inquieta más son las finanzas públicas y en ese sentido, para él, la crisis debería despertar a México "a la realidad de que ya no podemos seguir viviendo de los ingresos extraordinarios del petróleo".

Precisamente esa adicción al crudo y la baja recaudación de impuestos son las vulnerabilidades más importantes del país mostradas por la turbulencia económica, en su opinión.

Los ingresos petroleros se han reducido en el último año por la caída del precio del oro negro desde su récord de 147 dólares por barril el año pasado y la bajada de la producción.

Frente a los 3.3 millones de barriles diarios bombeados en el pasado, en 2010 el país producirá sólo 2.5 millones, aunque ése será su nivel mínimo y de ahí en adelante se recuperará, según Ortiz.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles