Weekly News

Critica CCE plan presupuestario gubernamental

9 de octubre de 2009.

El Consejo Coordinador Empresarial (CCE), la principal patronal mexicana, criticó hoy el plan presupuestario gubernamental para 2010, porque considera que incrementa el gasto corriente sin transparentarlo y rebaja el de capital, lo que fomenta la corrupción y hace menos competitiva a la economía.

En un espacio comprado en la prensa mexicana, el CCE sostuvo que "México requiere finanzas públicas sanas que se sustenten en una política tributaria competitiva y sencilla, con una base universal de contribuyentes y que cierre espacios a la informalidad".

México es el segundo país con menor recaudación respecto al PIB en América, solo por detrás Guatemala.

El CCE recuerda que entre 1999 y 2009 la renta petrolera ha financiado el 40% del gasto público, el cual ha aumentado un 74%, mientras la economía sólo registraba un crecimiento acumulado del 19,2%.

"La mayor parte de esos recursos -lamenta el consejo- se ha destinado al gasto corriente, que incide marginalmente" en el desarrollo, lo que se ha convertido "en la verdadera causa" de los problemas de México.

La patronal se queja también de que el plan gubernamental "propone un presupuesto de egresos (gastos) superior en 3,2% a lo que se gastará en 2009" y "plantea que el gasto corriente nuevamente crezca en un 5,3%, y el de capital se reduzca un 10,1%".

"Además, una parte relevante de este presupuesto se ejerce sin vigilancia ni rendición de cuentas, situación que se debe corregir", añade.

Como alternativa, el CCE sugiere "desmantelar estructuras redundantes e ineficaces, y reducir el exceso de personal en el Ejecutivo federal".

Las mismas medidas propone aplicar a las administraciones estatales y municipales, al recordar que "en los últimos tres años el sobre-ejercicio en los estados supera los 350.000 millones de pesos (unos 25,9 millones de dólares), cifra equivalente al déficit previsto para 2010".

Asimismo, plantea eliminar programas y subsidios que no demuestren su efectividad, reducir los gastos de los partidos y de las campañas e instituciones electorales, regular el uso de recursos públicos por parte de los sindicatos y obligar a realizar "todo pago con dinero público" a través de transferencias bancarias o cheque nominativo, con el fin de eliminar la corrupción.

El objetivo para el CCE, es que el país crezca a tasas superiores al 5% anual, para lo cual es necesario que la suma de la inversión pública y privada sean mayores al 25% del Producto Interno Bruto (PIB).

El proyecto de presupuesto del Gobierno para 2010, presentado el mes pasado y que el Congreso debe aprobar en noviembre, ha sido criticado también por sectores sociales, que consideran que una de sus principales novedades, un impuesto al consumo del 2%, perjudica especialmente a la gente con menos recursos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles