Weekly News

Quieren solución completa para desarme nuclear norcorano

9 de octubre de 2009.

El presidente surcoreano, Lee Myung-bak, y el primer ministro de Japón, Yukio Hatoyama, se mostraron hoy confiados en que Corea del Norte retomará el diálogo multilateral y abogaron por una solución "sustancial y completa" para que desmantele su programa nuclear.

Ambos mandatarios se reunieron hoy en Seúl antes de partir mañana, sábado, a Pekín para participar en una cumbre trilateral con el primer ministro chino, Wen Jiabao, en un encuentro en el que el tema nuclear norcoreano tendrá un lugar destacado en la agenda.

"Los mandatarios de Corea del Sur y Japón compartimos la necesidad de una solución sustancial y amplia para el problema nuclear y acordamos trabajar estrechamente", dijo Lee en una rueda de prensa conjunta ofrecida tras la reunión.

Añadió que tanto Seúl como Tokio buscan solucionar el problema mediante "un solo paso", es decir, que Corea del Norte desmantele de una sola vez los puntos básicos de su programa atómico, como condición para obtener compensaciones.

Lee ya transmitió el mes pasado ante la Asamblea General de la ONU su propuesta de un "gran pacto" dirigido a la desnuclearización de Corea del Norte en un solo paso, a cambio de una serie de incentivos que incluirían garantías de seguridad para el país comunista.

La iniciativa, sin embargo, fue rechazada posteriormente por el régimen Pyongyang.

Hatoyama dio hoy apoyo a la propuesta de Lee al considerarla una solución "muy certera y correcta", al tiempo que dejó claro que no habrá cooperación económica con Corea del Norte mientras éste no emprenda acciones concretas para abandonar su programa nuclear y el desarrollo de misiles balísticos.

En este sentido, ambos mandatarios acordaron proseguir sus esfuerzos para que Pyongyang reanude el diálogo a seis bandas para su desarme nuclear.

Las negociaciones multilaterales que Corea del Norte mantenía con EEUU, China, Japón, Corea del Sur y Rusia quedaron bloqueadas el pasado abril, cuando Pyongyang se desmarcó tras las sanciones del Consejo de Seguridad de la ONU por su lanzamiento de un cohete de largo alcance.

El régimen norcoreano, no obstante, ha pedido mantener un diálogo bilateral con EEUU y esta semana el líder norcoreano, Kim Jong-il, no descartó retornar a la mesa multipartita en función del resultado de su negociación con Washington.

Así lo aseguró esta semana Kim Jong-il durante una visita de Wen Jiabao a Pyongyang con motivo del 60 aniversario de relaciones entre los dos países comunistas.

"Estoy seguro de que Corea del Norte retomará la reunión a seis bandas a través del diálogo con EEUU", dijo Lee, que dio el visto bueno de esta manera al encuentro bilateral entre Pyongyang y Washington.

En el ámbito bilateral, Hatoyama transmitió al presidente surcoreano su disposición a tratar de otorgar el derecho a voto a los residentes permanentes surcoreanos en Japón en las elecciones locales, algo reclamado por Seúl.

Los dos gobernantes también intercambiaron puntos de vista sobre la idea de crear una comunidad del Este de Asia, una posibilidad muy promovida por el dirigente nipón, que busca reorientar la política exterior de Japón hacia Asia.

Por otra parte, acordaron cooperar en la preparación de la cumbre del G20 que se celebrará el próximo año en Corea del Sur y de la cumbre anual de APEC que tendrá lugar ese mismo año en Japón.

Ambos mandatarios abordaron también el tema del espinoso pasado histórico entre los dos países, y Hatoyama reiteró el respeto a la declaración de 1995 del ex primer ministro socialista Tomichi Murayama que asumía la responsabilidad japonesa en las colonizaciones y agresiones a otras naciones asiáticas.

El nuevo jefe de Gobierno de Japón pidió la comprensión surcoreana ante esta cuestión, que aún colea en las relaciones bilaterales entre Tokio y Seúl, y destacó que se trata de un tema complicado ante el que llevará su tiempo obtener el consenso del pueblo nipón.

La visita de Hatoyama a Seúl forma parte de la que es su primera gira por Asia desde que fue investido primer ministro, el pasado 16 de septiembre.

Su victoria en las elecciones generales del 30 de agosto puso fin en Japón a 54 años de poder casi ininterrumpido del Partido Liberal Demócrata.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles