Weekly News

Tienen buques escoltas antipiratas

12 de octubre de 2009.

No se ve ningún buque de guerra en el horizonte al cual pedirle ayuda, mientras una pequeña embarcación pirata se acerca a toda velocidad y no hay forma en que se pueda escapar de los bandidos. ¿Cuánto tiempo esperar antes de disparar?

Ese es apenas uno de los muchos dilemas posibles que enfrentan compañías privadas de seguridad que ahora ofrecen escolta armada a barcos para protegerlos de los ataques de piratas somalíes.

Las pocas compañías que ofrecen esas escoltas dicen que sus servicios se han vuelto cada vez más populares desde el secuestro en abril del carguero estadounidense Maersk Alabama, particularmente entre los dueños de barcos norteamericanos.

Una compañía -Hart Security UK- ha reportado un incremento del cuádruple en sus viajes desde que comenzó a ofrecer el servicio en octubre, sin embargo, abundan los problemas para los buques que llevan armas.

El primero es asegurarse que los países donde embarcan y desembarcan las armas van a permitirles hacerlo: una pesadilla legal en puertos corruptos del Oriente Medio con problemas de terrorismo.

Además está el asunto de cuál Ley es aplicable a bordo del barco si se usa un arma: las del país de quien disparó, las del país bajo cuya bandera navega el buque o las del país cuyas aguas territoriales se navegan.

En por lo menos un caso, dijo un asesor de seguridad privada, un equipo armado había alquilado armas del Gobierno de Djibouti y se vio obligado a tirarlas al mar para evitar importarlas ilegalmente al país donde el barco iba a atracar. El asesor habló a condición de no ser identificado porque no quería perjudicar su negocio.

Kenneth C. Randall, decano de la facultad de derecho de la Universidad de Alabama y experto en leyes internacionales contra la piratería, dijo que existían asuntos complejos para las compañías que proveen guardias privados legalmente armados.

"Los buques comerciales tienen el derecho al tránsito inocente por la mayoría de las aguas costeras. Algunos países pudieran decir que si uno está armado, el tránsito no es inocente", dijo.

Muchas interrogantes necesitan respuesta en las cortes: ¿Deben los barcos esperar a que los piratas ataquen para abrir fuego? ¿Puede considerarse defensa propia si los piratas le disparan al puente de mando? ¿Qué se hace si los piratas atacan desde un "buque madre -un buque que ya ha sido pirateado- y hay civiles a bordo a quienes usan como escudos humanos?

Esa es la pesadilla que la Armada india enfrentó en noviembre. Piratas secuestraron un barco pesquero tailandés y al parecer dispararon a un buque militar indio.

Los indios respondieron a los disparos, tornando el Ekawat Nava 5 en una enorme bola de fuego que mató a 14 de los 15 tripulantes, además de los piratas. El marinero sobreviviente pasó seis días a la deriva en aguas infestadas de tiburones antes de ser rescatado por otro barco.

No existe un registro público de todas las compañías que proveen guardias armados para los barcos. Algunas, como Lotus, basada en Yemen, no respondieron a llamadas para declarar.

Sin embargo, otras compañías contactadas en Gran Bretaña y EU dijeron que el interés por el nuevo servicio ha aumentado por la reciente serie de secuestros, aunque apenas una pequeña parte de los dueños de barcos han solicitado guardias armados a bordo.

La compañía privada estadounidense de seguridad Templar Titan provee guardias y realiza 15 viajes al mes por el Golfo de Adén desde que comenzó sus servicios hace 4 meses. Los equipos están armados en entre la mitad y tres cuartos de esos viajes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles