Weekly News

Podría Irán rechazar pacto nuclear

19 de octubre de 2009.

Irán dio indicios el lunes de que no cumplirá con las demandas de los países occidentales para un acuerdo que cambiaría gran parte de su programa de enriquecimiento de uranio, que mude la mayoría del material nuclear fuera del país y retrase su capacidad para fabricar una potencial bomba atómica.

Teherán sostiene que necesita uranio enriquecido para producir electricidad, pero los países occidentales temen que podría utilizarlo para crear armas. Estados Unidos afirma que Irán está a seis años de poder fabricar estas armas, si así lo decidiera.

Varios funcionarios dijeron en Teherán que la República Islámica trata de continuar con su programa de enriquecimiento de uranio y de comprar en el exterior lo necesario para el reactor de Teherán, reportó la televisora estatal Press TV de Irán, que no reveló los nombres de los funcionarios.

De ser así, las negociaciones estarían condenadas al fracaso, pues ni Estados Unidos de Francia aceptarían esos términos.

La negativa de Teherán para entregar la mayoría de su uranio enriquecido podría diezmar también las posibilidades de una ronda de negociación posterior entre Teherán y seis potencias mundiales que abordaría más profundamente su programa nuclear.

Las rondas de Viena entre Irán, Estados Unidos, Rusia y Francia se centrarán en un asunto técnico con una gran cantidad de repercusiones estratégicas. Los países revisarán si Irán está listo para delegar parte de su programa de enriquecimiento de uranio a otra nación.

Bajo esas resoluciones, un país extranjero, que posiblemente sería Rusia, convertiría la mayoría del uranio enriquecido iraní a niveles mayores, capaces de impulsar el pequeño reactor de investigación en Teherán.

El avance en los acuerdos fortalecerá la confianza de Estados Unidos y otras cinco potencias que tratan de convencer a Irán de sofocar los temores sobre su programa nuclear y dejar en claro que Teherán tiene intenciones de reducir la tensión y proseguir con las negociaciones iniciadas en Ginebra el 1 de octubre.

Además, esto podría darle a la comunidad internacional más tiempo para negociar al aplazar el temido cambio del enriquecimiento de uranio para uso civil a una línea de producción de materiales para armamento nuclear.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles