Weekly News

México pasa por alto la ciencia forense en investigación de la muerte del periodista Brad Will: PHR

21 de octubre de 2009.

Cambridge, Mass. EU, (Physicians for Human Rights).- Expertos forenses de Physicians for Human Rights (PHR) reafirman que la Procuraduría General de la Republica (PGR) ha pasado por alto la evidencia científica disponible en la muerte por arma de fuego del periodista estadounidense Brad Will, ocurrida en el año 2006. La revisión de la evidencia disponible llevada a cabo por PHR socava la teoría de la PGR de que el disparo fatal fue realizado desde las inmediaciones del periodista. Por lo tanto, PHR está preocupado por la posibilidad de que permanezca en prisión la persona equivocada, acusada de homicidio, mientras que el verdadero asesino sigue en libertad.

Según PHR, el fiscal mexicano ha desechado preguntas serias planteadas por su revisión rigurosa de toda la evidencia disponible. Will fue uno de al menos 13 personas que fueron privados de la vida durante las protestas en Oaxaca en 2006.

“De la documentación que hemos recibido recientemente por parte de la PGR, es evidente que no existe la intención de permitir que la ciencia forense sea tomada en cuenta como un factor dentro de la investigación del caso”, dice Stefan Schmitt, Director del Programa Internacional Forense. “No veo nada en las pruebas científicas que indiquen que Juan Manuel Martínez Moreno, quien está acusado de haber disparado a Brad Will desde su entorno inmediato, podría haberlo hecho físicamente. Al tergiversar los hechos, la intención de la PGR es claramente hacer parecer la muerte de Will como un homicidio singular y abstenerse de considerar la posibilidad de que podría estar vinculado a un claro patrón de muertes por arma de fuego que ocurrieron en el momento en Oaxaca, y que aún se encuentran sin resolver.”

La revisión forense independiente, llevada a cabo por PHR en marzo de 2008, concluyó que uno de los proyectiles rebotó de un objeto rojo, transfiriendo restos de pintura roja al proyectil y deformándolo, antes de herir fatalmente a Brad Will.

“No existe evidencia de un objeto rojo intermedio en las cercanías de la víctima del cual el proyectil pudiera haber rebotado”, continuó Schmitt. La PGR ha continuado omitiendo la posibilidad del rebote en las reconstrucciones de hechos que ha llevado a cabo. La teoría de la fiscalía es que una persona, ubicada cerca de Brad Will, le disparó, y que la pintura roja en el proyectil fue el resultado de que un perito marcó el proyectil para su identificación.

Sin embargo, PHR afirma que, según la documentación presentada por la PGR, es claro que incluso la propia investigación de la PGR es incompatible con la afirmación de que la pintura roja descubierta en el proyectil por el perito en armas de fuego de PHR es el resultado de una marca de identificación. Una declaración jurada del perito en armas de fuego en Oaxaca, el primero que examinó los proyectiles, confirma que la pintura descubierta por PHR sobre el proyectil de rebote no fue el resultado de las marcas del perito. Según esa declaración, los proyectiles se marcan en la base, no en las zonas que son de valor analítico. Esto es significativo porque los rastros de pintura roja documentadas durante el análisis de los proyectiles en marzo 2008 por el perito en armas de fuego de PHR no se encuentran en la base.

PHR también señala que los mismos informes forenses de la PGR indican que la composición química de la pintura encontrada en el proyectil en cuestión no coincide con la pintura obtenida de la Procuraduría General de Justicia de Oaxaca (PGJO) – presumiblemente la pintura que utilizan sus peritos para marcar los proyectiles. Además, las fotografías del informe forense de la PGR muestran experimentos utilizando un cincel en proyectiles calibre .38 donde claramente no se reproducen los daños observados en el proyectil de rebote extraído del cuerpo durante la autopsia. Estos experimentos contradicen la afirmación de la PGR que un cincel en la autopsia causó el daño en el proyectil de rebote.

“En un esfuerzo por legitimar sus afirmaciones sin fundamento, la PGR contrató varios peritos canadienses, quienes reiteraron la hipótesis errónea de la PGR en un informe que falsamente fue presentado al público y la comunidad internacional en julio de 2009 como una revisión del caso realizado por la Real Policía Montada de Canadá (RCMP),” afirma Schmitt.

El Programa Internacional Forense, de PHR (PHR-IFP) llevó acabo su revisión de la investigación en marzo de 2008 a solicitud de Amnistía Internacional y del abogado de la familia Will, este último con acceso total al caso y con derecho de aportar pruebas en la investigación. El equipo forense de PHR-IFP es financiado por PHR.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles