Weekly News

Deja crisis 89 millones de pobres en el mundo

21 de octubre de 2009.

La actual recesión económica ha agregado a 89 millones de personas más a la pobreza en el mundo, lo que hace más difícil que los países en desarrollo alcancen a los desarrollados, señaló Justin Yifu Lin, economista en jefe del Banco Mundial (BM).

Durante su ponencia en el seminario "Retos y estrategias para promover el crecimiento económico", organizado por el Banco de México (BM), expresó que para lograr un desarrollo sostenido y sustentable, las naciones en desarrollo deben asignar eficientemente sus recursos -ventajas comparativas-, que generalmente están basadas en abundancia de fuerza laboral y de recursos naturales, para generar superávit o acumulación de recursos, que permitan lograr una abundancia de capital físico.

"Se debe mejorar la estructura de desarrollo, mediante la creación de subsidios a la investigación, la innovación tecnológica, para crear capital físico y tecnología", expuso Yifu Lin. Esto, explicó, con el fin de pasar de una economía agrícola a una ligada a las manufacturas ligeras, y posteriormente al desarrollo de manufacturas pesadas, y finalmente a una economía basada en altas tecnologías.

Para ello se requiere que tanto el mercado como cada estado o Gobierno haga los cambios necesarios para eliminar las distorsiones. "El Gobierno debe jugar un papel de facilitador", comentó Yifu Lin.

En tanto, la política monetaria, que debe ser más proactiva en los países en desarrollo, puede generar incentivos para la inversión mediante la reducción de tasas de interés, agregó el economista en jefe del Banco Mundial.

La brecha de ingresos entre Estados Unidos y México se ha ampliado en las últimas décadas ante la baja productividad, asociada en parte a la informalidad laboral, señaló Santiago Levy, vicepresidente de sectores y conocimiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Durante su presentación en el seminario organizado por Banco de México, Levy indicó que México carece de un sistema eficaz que proteja a los trabajadores de problemas importantes como el desempleo, la salud, etcétera. En tanto, los programas sociales existentes son ineficaces pues no protegen a los trabajadores de los riesgos de la movilidad entre sectores (formal a informal y viceversa).

Agregó que los esquemas de protección social como el seguro popular fomentan la informalidad y la ilegalidad. Esto, apuntó, implica una menor productividad y menor calidad en el empleo.

Levy explicó que el empleo informal daña la productividad, pues en las micro empresas creadas tiende a haber menos capacitación y tecnología.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles