Weekly News

Polanksi podría cumplir hasta 2 años de prisión

23 de octubre de 2009.

El cineasta Roman Polanski podría recibir una condena de hasta dos años de cárcel por un proceso judicial que tiene pendiente hace tres décadas y por el que Estados Unidos remitió hoy a Suiza una demanda de extradición.

El portavoz de la Oficina Federal de Justicia (OFJ) de Suiza, Folco Galli, señaló a la prensa que, según la demanda de extradición y la ley, "la pena máxima podría ser de dos años de prisión".

La petición de extradición responde a una orden de detención dictada el 1 de febrero de 1978 por un tribunal de California, cuando Polanski no se presentó ante el juez, a pesar de haberse comprometido a ello, en un proceso en el que se había declarado culpable de haber mantenido relaciones sexuales con una menor.

El portavoz de la OFJ indicó que el director de cine "está perseguido por las autoridades estadounidenses con el fin de que el tribunal pueda pronunciar la pena por ese delito".

La OFJ es la instancia a la que anoche llegó la petición de extradición de Polanski y será la que deberá resolver, en primera instancia, sobre su aprobación o rechazo.

Este domingo se cumplirá un mes desde que Polanski fuera detenido en el aeropuerto de Zúrich, donde debía asistir a un festival de cine para recibir un homenaje a su carrera.

Desde entonces, el director de cine se encuentra recluido en una prisión de la localidad de Winterthur (noreste) y sólo salió el pasado fin de semana para someterse a exámenes médicos, debido a una dolencia anterior a su detención.

Esta semana, el Tribunal Penal de Justicia de Suiza rechazó el recurso de la defensa de Polanski para que se le otorgara la libertad condicional, por considerar que existía un riesgo elevado de fuga, tanto por los "medios" económicos de los que dispone como por sus "motivaciones".

Entre esas últimas podría encontrarse el deseo de reunirse con su familia, así como el impacto que tendría para su carrera la interrupción prolongada de su trabajo, opinaron los magistrados.

Poco después de conocer esa decisión, uno de sus abogados afirmó que Polanski se planteaba la posibilidad de ir a EEUU para explicarse ante la Justicia y así evitar permanecer detenido durante un proceso de extradición que podría durar meses.

"Si este proceso se eterniza, no es completamente imposible que Roman Polanski decida ir a explicarse a Estados Unidos (...), donde los argumentos a su favor no son inexistentes", declaró Georges Kiejman, letrado y amigo del cineasta.

Los cargos contra Polanski fueron retirados por la víctima, que en el momento de los hechos tenía 13 años, y hace ya una década declaró que le había perdonado.

La OFJ examinará, en los próximos días, la petición de extradición para ver si cumple las condiciones formales y materiales, así como evaluará si los hechos imputados están contemplados en la legislación helvética.

Sin embargo, la OFJ no entrará en materia sobre si el cineasta cometió o no el delito.

Su defensa podrá presentar sus observaciones a la espera de que la entidad estatal tome una decisión, para lo que no tiene un plazo formal.

Una vez que se tome la decisión, el cineasta tendrá cinco días para apelar y el asunto pasaría al Tribunal Federal Penal de Suiza.

Las autoridades han reconocido que, al tratarse de un caso especialmente importante, el fallo de esa instancia podría ser recurrido ante una última: el Tribunal Federal (Supremo).

Todo ello si Polanski no decide antes, como ha dejado entrever, viajar voluntariamente a EU para dar su versión de los hechos y esperar una decisión judicial final.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles