Weekly News

Revelan nuevas evidencias del caso Colosio

27 de octubre de 2009.

A más de 15 años del crimen de Luis Donaldo Colosio, interrogantes y dudas aparecen en el caso sobre la identidad del magnicida, Mario Aburto Martínez. Nuevas evidencias revelan que Aburto Martínez obtuvo ante el Instituto Nacional de Educación para Adultos (INEA) certificados de primaria y secundaria, aún cuando desde su detención e internamiento en el penal de máxima seguridad del Altiplano las autoridades judiciales anexaron a su expediente una copia de su certificado de secundaria, sólo que ahora conoce que éste era falso.

Ramón Rodríguez Zentella, ex delegado del INEA en el Estado de México realizó una investigación que podría demostrar la posibilidad de que al Mario Aburto Martínez, recluido en el penal de máxima seguridad del Altiplano, se le haya creado una personalidad diferente.

Sin que exista una respuesta oficial creíble del porqué las autoridades del penal federal promovieron que Aburto Martínez obtuviera de nuevo los certificados de primaria y secundaria, documentos revelan que en octubre de 1995 el propio magnicida pidió por escrito a las autoridades del penal seguir con sus estudios de preparatoria y para ello le pidieron presentar los originales de sus documentos escolares anteriores.

Tres meses más tarde, luego de que éste no presentó los certificados originales requeridos ante las autoridades del presidio para ser inscrito a la preparatoria abierta, Aburto pidió que se le aplicaran los exámenes para acreditar la primaria y secundaria. Las autoridades penitenciarias accedieron y le hicieron las pruebas de conocimientos que aprobó con 8.5 de promedio.

¿CON PERSONALIDAD DIFERENTE?

Hasta ahí todo el caso parecía no tener mayor complicación. Sin embargo, cuando llega el oficio para firmar los certificados al entonces delegado del INEA, Ramón Rodríguez Zentella, éste se sorprende de ver a Mario Aburto entre los nombres de internos a quienes se entregarían certificados de estudios.

En entrevista dice que le llamó la atención el hecho debido a que en su anterior cargo como delegado del Centro de Investigaciones y Seguridad Nacional (Cisen) en el Estado de México, él recibió información oficial de que el asesino de Colosio tenía como máximo grado de estudios el tercero de secundaria, además que la copia del certificado escolar estaba contenido en su ficha del penal.

Sin ser policía, pero conocedor de los vericuetos de la seguridad e Inteligencia nacional, Rodríguez Zentella detectó que el asunto podría ser de la mayor relevancia y sin negarse a expedir los certificados, decidió comenzar por su parte una investigación sobre los antecedentes escolares de Aburto Martínez. Obtuvo entonces la copia del certificado de secundaria de su expediente penal y lo confrontó con una copia del original que le fue enviado desde Michoacán.

La copia de su certificado de secundaria que obra en su expediente penal da cuenta de que éste cursó su educación media en la escuela "Prof. José Palomares Quiroz", en Zamora, Michoacán, donde obtuvo un promedio de 7.6 y el documento fue signado por el C. Santiago Calderón Salazar, el 30 de junio de 1986. Sin embargo, al verificarlo con copia del documento original archivado en Michoacán, se estableció que la firma de quien expidió y firmó el documento no coincidía con el otro.

La respuesta a Rodríguez Zentella del porqué o para qué las autoridades penales apoyaron a Aburto para tramitar los certificados, se limitó a señalar que el homicida intentó vía telefónica que sus familiares le enviaran esos documentos, pero están en Tijuana y ni lo visitan.

Además, porque el magnicida advirtió que de no ser apoyado por las autoridades del penal para continuar sus estudios, armaría un escándalo enviando una carta a los medios de comunicación denunciando que se le negaba acceso a la educación.

De esta forma, según el ex delegado del INEA y del Cisen, se determinó dar los documentos, sólo que antes se realizó una investigación que dio como resultado la presunta falsificación del certificado de secundaria de Mario Aburto Martínez.

Estas evidencias, según Rodríguez Zentella, abren la posibilidad de que las autoridades pudieran indagar sobre la posibilidad de que al Mario Aburto Martínez que se encuentra en el penal federal de máxima seguridad del Altiplano, se le haya creado una personalidad diferente. ¿Con qué fines?, eso es lo que debe determinar la investigación sobre este caso, concluyó el ex funcionario.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles