Weekly News

Alejandra Guzmán perdió 1 mdd por infección

28 de octubre de 2009.

La cantante habló y bromeó sobre su experiencia tras el fallido tratamiento estético que la llevó a permenecer hospitalizada más de una semana

Alejandra Guzmán reapareció públicamente en televisión tras una semana de haber salido del hospital, ahí bromeó sobre su enfermedad, de la cual habló minuciosamente.

La Reina de corazones, aseguró que se encuentra analizando los motivos por los cuales demandará a Valentina de Albornoz, la esteticista propietaria de la clínica donde le realizaron el tratamiento médico, ya que buscará que se haga justicia.

"No tengo claro que voy a pedir, yo invertí como un millón de dólares, medio en el hospital y la otra mitad representa las pérdidas por las cancelaciones de mis shows, aunque para mí lo más importante no es el dinero, sino que no quiero que alguien pase lo que yo viví", enfatizó.

En entrevista con Primero Noticias, la controvertida artista mostró en varias ocasiones sus glúteos, incluso volvió a hacer de las suyas, y en medio de la conversación se bajó un poco el pantalón y exhibió el tatuaje que tiene en la espalda baja.

La cantante reconoció que va saliendo de la infección que le provocó un tratamiento estético mal practicado debido a una infección ocasionada por cemento para huesos, sustancia que le fue inyectada en los glúteos.

"Me siento bien en las dos formas, porque mi ánimo esta muy bien y aunque todavía me duelen las pompas, ya pasó lo peor", comentó.

Dijo que la infección se encapsuló en una "bolita en la espalda baja, la cual reventó cuando me fui a unos juegos mecánicos con mi hija Frida Sofía".

La cantante detalló el procedimiento médico que los doctores responsables de quitar la sustancia extraña que se alojaba en su cuerpo realizaron y reiteró que su caso fue el primero que ocurre en México.

"Me quitaron una sustancia como una placa con una forma como de mariposa, es asqueroso y saber que tienes algo extraño en tu cuerpo que te puede causar la muerte ea algo muy duro", comentó.

Dijo que siempre conoció los riesgos y las consecuencias que le provocaría una falla en la intervención quirúrgica.

"Tengo como siete vidas, y creo que esto es una prueba de que algo me falta por hacer. Ya aprendía a perdonarme, nadie me obligó a hacerlo, por eso ya me perdoné por causarme mal a mi cuerpo", mencionó.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles