Weekly News

Cae presunto asesino de capo colombiano Vargas

28 de octubre de 2009.

La Policía española ha detenido al presunto autor material del asesinato del capo colombiano del narcotráfico Leónidas Vargas en enero pasado en un hospital de Madrid.

El detenido fue identificado como Johnatan Andrés O., de nacionalidad colombiana y 24 años, informaron hoy fuentes de la Policía.

El arresto se produjo el pasado domingo cuando el detenido, conocido por la Policía del país andino por su relación con el narcotráfico, llegó al aeropuerto de Madrid-Barajas procedente de la ciudad colombiana de Cali.

Ésta es la séptima persona detenida en relación con el asesinato de Vargas, agregaron las fuentes policiales, que consideran desarticulado un grupo organizado dedicado a la extorsión y al narcotráfico.

El cierre de la operación abierta a raíz del asesinato del capo colombiano ha sido complicado, según las fuentes, ya que todos los implicados eran delincuentes y tenían miedo a hablar.

Finalmente, sin embargo, se logró detener a todos, incluido el autor material, identificado en el transcurso de la investigación y cuya filiación fue comunicada en junio pasado al juzgado de Madrid encargado del caso.

Entonces se supo que Johnatan Andrés O. había sido detenido un mes antes en la ciudad española de Benidorm por tenencia de armas, munición y explosivos, pero quedó en libertad a la espera de juicio.

El 15 de julio se dictó la orden europea de detención internacional que permitió su detención, en colaboración con la Policía de Colombia, precisaron las fuentes policiales, según las cuales los agentes aún no saben qué venía a hacer a España el arrestado.

Vargas, de 59 años y que estaba ingresado en la planta de cardiología del Hospital Doce de Octubre de Madrid sin custodia policial, recibió al menos cuatro tiros el pasado 8 de enero por parte de dos desconocidos que se dieron a la fuga.

Según las investigaciones, dos personas entraron en la habitación que ocupaba Vargas, en la que había dos pacientes, uno de ellos dormido, y preguntaron al que estaba despierto si él era Leónidas.

Al contestar que era la persona de la cama de al lado, los hombres sacaron una pistola con silenciador y dispararon cuatro tiros al paciente que dormía.

Vargas, que vivía en una zona residencial de Madrid junto a su esposa y dos hijos, estaba bajo arresto domiciliario por orden de la Audiencia Nacional, que le había puesto en libertad bajo fianza por problemas de salud y le había autorizado a acudir al hospital cuando fuera necesario, como ocurrió el pasado 2 de enero, cuando sintió una dolencia estomacal.

El capo había sido detenido en 2006 por tráfico de drogas y crimen organizado a las puertas de un hotel de Madrid, cuando se disponía a viajar a la fase final del Mundial de Fútbol de Alemania.

Estaba en posesión de un pasaporte falso venezolano y, reclamado por Colombia y EU, permanecía en libertad bajo fianza.

La Audiencia Nacional española decretó entonces su ingreso en prisión por un delito de tráfico de estupefacientes como principal implicado en una red de narcotraficantes.

Dos días después de su asesinato, aparecieron muertos su hermano Fabio y la modelo y actriz colombiana Liliana Lozano, quienes previamente habían sido secuestrados en un hotel de la ciudad colombiana de Cali.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles