Weekly News

Previene IMSS sobre época difícil para asmáticos

5 de noviembre de 2009.

Especialistas del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), advierten que deben extremarse las medidas preventivas en pacientes asmáticos y particularmente en los niños, porque en esta época de otoño, es más común que presenten crisis debido a las condiciones ambientales que hacen que terminen en la mayoría de los casos, en un servicio de urgencias médicas.

Los cambios de temperatura que se están dando, la inversión térmica, los vientos, y la polinización que aún persiste, son factores que desencadenan las crisis asmáticas que consisten en una exacerbación de sus molestias como tos, sensación de opresión en el pecho, en ocasiones labios morados y con dificultad respiratoria. Especialistas del IMSS estiman que un diez por ciento de la población padece de asma, una enfermedad de origen alérgico y que tan sólo en Ciudad Juárez, en un solo día se diagnostican once nuevos casos. Aunque en los servicios de atención médica continua de las Unidades de Medicina Familiar e incluso de urgencias en los hospitales, diariamente se atienden decenas de personas que son presentadas en esta temporada porque entran en choque. En muchos de los casos peligra su vida de no atenderse oportunamente. Los especialistas en salud pública alertaron para que se extreme el cuidado en los niños, ya que el ochenta por ciento de los casos que son presentados en urgencias con malestares asmáticos son de ese grupo de edad y la mayoría de ellos de menores de cinco años. Fácilmente en esta temporada de octubre e incluso durante noviembre, se triplica el número de pacientes asmáticos que deben ser llevados a un servicio de emergencia, no obstante que estén bajo control con su médico familiar. La mejor prevención para evitar crisis en los pacientes asmáticos, además de mantener su control de rutina con el médico familiar, es evitar las infecciones respiratorias, y para ello debe procurarse que no asistan a eventos de gran concentración y máxime si son cerrados, donde el riesgo de contagio es mayor que en otros lados. También deben protegerse del frío, de los cambios bruscos de temperatura y no exponerse a los elementos que pueden exacerbar sus molestias como son vientos, polvos, pólenes e incluso cuando hay inversión térmica. Se recomienda sobretodo, evitar la automedicación, ya que se expone a complicar su enfermedad. Al contrario, deben acudir lo más oportunamente al médico que prescribirá el tratamiento adecuado. Los cambios de temperatura, los vientos y la proximidad del otoño, son las principales causas de que ya se resienta en la entidad el inicio de la temporada de mayor presencia de enfermedades de origen alergénico, que regularmente se han registrado en otros años entre finales de septiembre y principios de octubre.

Especialistas en salud pública del Instituto Mexicano del Seguro Social alertan a la población porque ya un buen porcentaje empieza a sentir malestares, afecciones respiratorias que se manifiestan como rinitis, conjuntivitis, estornudo frecuente y comezón, en uno o los dos párpados.

Ciudad Juárez, por su ubicación geográfica desértica, es donde más se resienten los problemas respiratorios de origen alergénico y en general, en las unidades médicas del IMSS en esta frontera se atienden actualmente un promedio de 600 casos por semana de estos padecimientos con sus diversos orígenes –alérgico, viral e incluso bacteriano-, que representan ya un 15 por ciento más de lo que hubo a mediados de septiembre, previa a la entrada del otoño.

Se puntualiza que alrededor del 15 por ciento de la población en general sufre de alergias y por lo tanto, son las más propensas a que sus molestias se exacerben en las temporadas cuando hay más elementos alergénicos en el ambiente, como son los cambios de estación.

Reconocen especialistas que hay una gran cantidad de personas con las molestias propias de las alergias, pero no acuden a atención médica. Hay gente que se mantiene durante días con escurrimiento nasal –rinitis-, con los ojos llorosos y rojizos –conjuntivitis- estornudando constantemente y con la molesta comezón en párpados que provocan que se irriten más los ojos.

Por eso se recomienda evitar la exposición a elementos alergénicos que, en este caso, prevalecen en los pólenes, para lo cual, se aconseja no exponerse en lugares con mucha maleza; además de mantener las ventanas y puertas de las viviendas cerradas para que los vientos no introduzcan esos polvos.





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles