Weekly News

Ven ineficiente gasto de Gobierno

8 de noviembre de 2009.

El gasto del Gobierno de México es ineficiente, con programas que no deberían de existir o que se duplican y una burocracia privilegiada que vive a expensas de los ciudadanos, según diagnóstico de especialistas económicos.

Al compararse a nivel internacional, con los países que integran la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), las erogaciones generales de México son las más bajas, representan 24.8% del Producto Interno Bruto (PIB), cuando el promedio entre los países del organismo alcanza 42% del PIB, pero el problema para el país radica en el despilfarro y en el mal uso de los recursos públicos.

Académicos del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), del Tecnológico de Monterrey, del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM) y el Instituto Panamericano de Alta Dirección de Empresas (IPADE) exponen que un gran problema en México es el desperdicio de los recursos.

Los especialistas consideraron que hay rubros en el gasto que se pueden recortar y que pueden generar una bolsa mínima de 100 mil millones de pesos o superar 200 mil millones de pesos.

DUDAS EN EFICIENCIA

Del estudio Development Center 2007 elaborado por la OCDE, se desprende que los contribuyentes mexicanos dudan de la eficiencia del gasto público. Su nivel de confianza es de lo más bajos en la región, una vez que en México, sólo 15% sí cree en el gasto gubernamental, mientras el promedio en América Latina es de 21%, en Chile registró 37% y Venezuela es el líder con 38%, según el organismo internacional.

Una encuesta reciente elaborada por el Gabinete de Comunicación Estratégica -difundida por la Secretaría de Hacienda- reveló que cuando se analizaba el alza a los impuestos una tercera parte de la población consultada consideró que la mejor forma para cubrir el problema de ingresos del Gobierno era que disminuyera el gasto del Gobierno, aunque se afectara la educación y el combate a las acciones contra la pobreza.

HAY TELA DE DÓNDE CORTAR

José Luis de la Cruz, académico del Tecnológico de Monterrey, presentó un primer diagnóstico de ajuste al gasto que sumaría 107 mil 201 millones de pesos del ramo administrativo, los cuales saldrían de los siguientes rubros: compensación garantizada, primas quinquenales, acreditación por años de servicios, horas extraordinarias, asignaciones docentes y recursos adicionales al sueldo. Además de estímulos al personal operativo, de productividad, otras prestaciones de carácter laboral y económico, estímulos de productividad, servicios de asesoría y consultoría, subcontratación de terceros, congresos, convenciones y también subsidios a rubros como fideicomisos privados.

Un segundo punto que deberían analizar los diputados son 55 mil 983 millones de pesos recortados del sector energético, en su mayoría rubros similares al del ramo administrativo.

La tercera lupa de ajuste son 44 mil millones de pesos, en donde sobresalen 7 mil 901 millones de pesos por la subcontratación de servicios como los comerciales, bancarios y financieros.

Además, hay 5 mil 905 millones de pesos por productos alimenticios, sin incluir al IMSS e ISSSTE, además de 2 mil 83 millones de pesos de gastos en comunicación social, seguros de vida personal, gastos médicos y separación individualizada de funcionarios públicos.

De acuerdo con el investigador el gasto se puede reducir en las prima de pago de riesgo, pasajes y viáticos.

Por lo pronto, la Cámara de Diputados ya anunció el ajuste al gasto por 7 mil 100 millones de pesos a Oportunidades y el Programa Alimentario.

GASTO DEFICIENTE

El Proyecto de Presupuesto de Egresos para el próximo año informó que las erogaciones en educación y salud representan casi 40% del gasto programable. Isaac Katz, académico del ITAM, dijo que el Estado mexicano gasta 7% del PIB en educación, el cual es uno de los promedios más altos en el mundo, pero "la calidad educativa es muy deficiente, situación similar con aspectos en salud".

El investigador del CIDE, Raúl Feliz, dijo que el gasto en educación, en su gran mayoría, es para sueldos de maestros.

El especialista expuso que el gasto del Gobierno de México es obeso.

"Es chaparrito y gordo, no es muy grande, dentro de los países del G-20, México debe ser uno de los países que tengan una relación de gasto público a PIB más baja. El problema es que aún así, no se gasta en lo que se debe, se desperdicia una gran parte", sostuvo Feliz.

De la Cruz afirmó también que el gasto del Gobierno "es obeso". Puntualizó que para 2010, la Administración del presidente Felipe Calderón Hinojosa planea, salvo lo que digan los diputados, erogar 2.39 billones de pesos de gasto programable, donde el gasto corriente consume 1.8 billones de pesos.

"Realmente la mayor parte del gasto es ineficiente que no genera crecimiento económico, está asociado a la pura operación y los servicios personales y donde existe poca transparencia de cómo se ejerce y no existe evaluación de los resultados que genera", planteó De la Cruz.

Eugenio Gómez, profesor del entorno económico del IPADE, comentó en entrevista que el gasto del Gobierno es menor al de muchos países, pero en servicios hay una gran diferencia.

"Es poco eficiente el gasto en México, ya que muchos países recaudan más y gastan más, pero sus ciudadanos tienen muy buenos servicios. Aquí, en México, los ciudadanos siempre se quejan de los servicios, ya que reciben muy poco para todos los impuestos que están pagando", expuso el economista del IPADE.

Aníbal Gutiérrez, especialista en materia de finanzas públicas de la UNAM, dijo que el problema central del gasto gubernamental es que no tiene la capacidad para conducir una estrategia de desarrollo que vaya más allá del carácter anual del paquete económico que trascienda lo sexenal.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles