Weekly News

Enfrenta Bachelet paros de profesores y funcionarios

9 de noviembre de 2009.

La El gobierno de la presidenta Michelle Bachelet estaba enfrentado a un paro de los maestros de escuelas municipales que exigen el equivalente a 1.500 dólares cada uno para poner fin al movimiento que ya dura 11 días.

Por su parte, decenas de miles de empleados públicos que rechazan un reajuste salarial de un 2.5% ofrecido por el gobierno y demandan un 8% se declararon en huelga el lunes.

Los maestros entraron a la tercera semana de huelga y los mayores afectados son más de un millón de escolares de los estratos más pobres. En decenas de colegios públicos se anticipó el cierre del año escolar y en otros los alcaldes afirman que "el año (escolar) está perdido" por la gran cantidad de materia que no fue pasada.

El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, dijo que su gremio ahora demanda un bono de 800,000 pesos (1,540 dólares), para poner fin al paro iniciado el 23 de octubre, y continúan exigiendo el reconocimiento de una "deuda histórica", que oscila entre 9,000 y 18,000 dólares por profesor, surgida a fines de los setenta, cuando la dictadura del general Augusto Pinochet traspasó la tutela de las escuelas públicas desde el Ministerio de Educación a los municipios.

Según algunos negociadores del gobierno, los maestros se han ido descolgando del paro hasta bajar a un 20% la adhesión, sin embargo, Gajardo insiste en que un 75% de los 84,000 profesores municipales siguen en huelga.

El gobierno niega la llamada deuda histórica apoyado en dictámenes de la Contraloría y la Corte Suprema que indican que ya prescribió.

Los maestros aumentan la presión con una huelga de hambre de 63 maestros y con una marcha al congreso, en el vecino puerto de Valparaíso, el martes.

Tras una reunión extraordinaria el domingo, los profesores dieron un plazo de dos años para recibir lo que creen se les adeuda, pero el gobierno sólo está dispuesto a pagar una deuda contraída a propósito de otra huelga en 2006 y que corresponde al equivalente de 211 dólares a quienes ganan menos del equivalente a 1,153 dólares mensuales y 115 dólares a los que reciben más de esa cifra.

Al paro del magisterio se agregó el lunesel de miles de funcionarios fiscales que rechazan un reajuste salarial de un 2.5% ofrecido por el gobierno y exigen un 8%. El reajuste anual en diciembre está relacionado con la inflación del año anterior, que fue de un 7.1%.

Los funcionarios fiscales son unos 400,000 agrupados en 16 organizaciones que negocian coordinadamente con el gobierno, que incluyen a los municipales, tesorería, registro civil, centros infantiles y la salud pública.

Los más afectados son los pacientes de los consultorios y hospitales públicos donde se atiende el 80% de los 17 millones de chilenos, que ven retrasadas sólo sus consultas, sino también los exámenes e intervenciones quirúrgicas.

Aunque los funcionarios de consultorios de emergencia y hospitales dejan "turnos éticos", para cubrir el mínimo de las necesidades, la población ha expresado molestia por las continuas paralizaciones, que afectan a quienes carecen de recursos para atenderse en la salud privada.

El registro Civil e Identificación anunció que sólo atenderá los "casos humanitarios", como la entrega de certificados de defunción y a los matrimonios programados.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles