Weekly News

Fallecen doce en Pakistán: se atribuye Talibán ataque suicida

9 de noviembre de 2009.

Un presunto comandante del Talibán se atribuyó ayer la responsabilidad del atentado en un mercado paquistaní que mató a 12 personas, entre ellas un alcalde opuesto a ese grupo islamista.

El comandante, que dijo llamarse Omar, dijo en una llamada telefónica desde un lugar no determinado que los milicianos locales del grupo perpetraron el ataque.

El hombre, cuya identidad no pudo ser confirmada, dijo que el alcalde fue el blanco del ataque cerca de Peshawar porque había creado una milicia anti-insurgente y ayudaba a combatir a los islamistas insurrectos.

El Talibán ha perpetrado varios ataques para presionar al Gobierno a que abandone la ofensiva iniciada a mediados de octubre en Waziristán del Sur, el principal santuario en el país del Talibán y Al Qaeda.

El ataque matutino tuvo lugar en la ciudad de Adazai, a unos 16 kilómetros al Sur de la ciudad de Peshawar. El mercado estaba lleno de personas y cabras que eran vendidas para celebrar el festival musulmán de Eid.

El alcalde, Abdul Malik, que inicialmente se dijo había sobrevivido, murió en el ataque, dijo Sahibzada Anis, el máximo funcionario de Peshawar.

Malik, que en el pasado había apoyado al Talibán, se había pasado de bando y formado una milicia local para enfrentarse a los extremistas.

"Malik había sobrevivido varios ataques contra su vida en el pasado reciente, desde que se puso en contra de los extremistas", dijo Anis. "Pero hoy los extremistas finalmente le mataron".

Once cadáveres y 25 heridos fueron llevados a un hospital, dijo el policía Abdul Sattar Khan. Una niñita estaba entre los muertos y varios de los heridos estaban en condiciones críticas, agregaron funcionarios.

Khan Zamir estaba comprando cabras para el Eid cuando una explosión sacudió la calle.

"El lugar se convirtió en un infierno en el que los muertos y heridos yacían en todas partes y había sangre y carne por doquier", dijo, y añadió que dos de sus familitares resultaron gravemente heridos. "Ahora tenemos nuestra sangre en esta guerra", dijo, y prometió vengarse.

Las milicias extremistas musulmanas han lanzado numerosos ataques en las últimas semanas en Pakistán, causando la muerte de 300 civiles y soldados en acciones que al parecer buscan debilitar la determinación del Gobierno de proseguir su ofensiva militar contra el Talibán y combatientes de Al Qaeda en Waziristán del Sur.

A mediados de octubre, Pakistán lanzó una ofensiva en Waziristán del Sur, una región tribal semiautónoma junto a la frontera con Afganistán en la que el Gobierno ha tenido muy poca influencia, y que se ha convertido en el principal santuario del Talibán y de Al Qaeda en el país. Las Fuerzas Armadas dicen que centenares de milicianos han muerto en los combates - algo que el Talibán niega.

La realidad de la situación no estaba clara. Mientras que refugiados que escapan del área han reportado fieros combates, ha habido pocos detalles específicos. La prensa tiene prohibido el acceso al área, excepto en viajes cuidadosamente preparados por el Gobierno.

Unas 350,000 personas han escapado de la violencia en el área.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles