Weekly News

Honra Obama a los soldados de Fort Hood

11 de noviembre de 2009.

El presidente Barack Obama dijo al encabezar la ceremonia en memoria de los 13 soldados víctimas de la mayor masacre registrada en una instalación militar estadounidense, que ninguna fe justifica actos "homicidas y cobardes".

Al hablar ante unas 15 mil personas reunidas en el interior del Fuerte Hood, Texas, a unos pasos de donde ocurrió la tragedia, Obama afirmó que la muerte de los soldados en esa base militar, es más dolorosa e incomprensible que las que se registran en el frente de batalla.

"Este es un tiempo de guerra y aún estos estadunidenses no murieron en un campo de batalla extranjero. Fueron muertos aquí, en suelo estadounidense, en el corazón de esta gran comunidad americana", dijo el presidente.

Las autoridades mantienen detenido como presunto responsable de la masacre al mayor del Ejército, Malik Nidal Hasan, quien convalece en un hospital de San Antonio, Texas, tras ser lesionado por policías militares que respondieron a su ataque.

De acuerdo con testigos, Hasan un psiquiatra del Ejército de religión musulmana, grito "Alá es Grande, Alá es Grande", momentos antes de comenzar a disparar contra los soldados en un centro de procesamiento médico de Fort Hood.

Obama prometió un trato justo para la persona que causó la tragedia. "Somos una nación de leyes cuyo compromiso con la justicia es tan firme que trataremos al atacante y le daremos un proceso debido", señalo Obama. El homicida se las verá con la justicia, "en este mundo y en el próximo".

Obama recordó a cada uno de los 13 soldados que murieron, nombrándolos por su nombre y dando detalles de sus vidas.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles