Weekly News

Alerta IMSS a evitar intoxicaciones por monóxido de carbono

11 de noviembre de 2009.

El monóxido de carbono (CO) es un gas que no se puede ver ni oler, pero puede causar la muerte en minutos cuando se respira en niveles elevados. Se produce cuando se queman materiales combustibles como gas, gasolina, keroseno, carbón o madera por lo que el uso de quemadores o calentones a base de estos, provocan monóxido de carobono.

La Coordinación de Salud en el Trabajo de la Delegación Estatal Chihuahua del IMSS, señaló que los síntomas más comunes en las personas que sufren intoxicación moderada de CO son: sangrado, dolor de cabeza, mareos, confusión mental, nausea o desmayo; cuando la intoxicación se presenta en alto nivel, puede causar, falta de aire o de coordinación de movimientos, pérdida de conocimiento e incluso coma.

Se hace una orientación especial a la población residente en Ciudad Juárez, ya que durante el invierno, son decenas las personas que llegan en estado de intoxicación por monóxido de carbono a las áreas de urgencias de los hospitales del IMSS, muchos de ellos gente que recién llegó de otras partes del país y que no se acostumbran en poco tiempo a los climas extremosos, sobretodo al frío.

Si alguien de su familia tiene síntomas de envenenamiento de CO, abra puertas y ventanas para que se ventile, apague los aparatos que utilizan combustible: calentón, estufa, y calentador de agua y salga de inmediato del lugar contaminado; en seguida se debe de acudir a la unidad médica de urgencias más cercana, para que se le realice el diagnóstico y se determine el grado de intoxicación y en caso de que se requiera, se proceda a la aplicación de oxígeno.

Para detectar el monóxido de carbono, es recomendable adquirir un detector de buena calidad, sin embargo este aparato es sólo una precaución; lo más importante es la prevención a través del mantenimiento y uso apropiado de los aparatos que utilizan combustible.

Debe tomarse en cuenta que un aparato en buen estado no debe de “humear”, crear acumulamiento de hollín (polvo negro) ni expedir olor a gas, si esto ocurre, es signo de que el aparato no está bien instalado o indudablemente está generando monóxido de carbono; es recomendable inspeccionar los equipos por un técnico especializado.

Salud en el Trabajo recomienda que para evitar que se produzca el monóxido de carbono, es importante que no utilice el horno de gas como calentón, no utilizar carbón, aparatos con motor a gasolina -sierras eléctricas o podadoras dentro de la casa y sobre todo, no dormir con algún calentador encendido.

Además de las recomendaciones mencionadas, es importante ventilar la casa, por lo menos con 10 centímetros de apertura en puertas o ventanas donde se encuentre un equipo de combustible encendido, ya que gracias a estas medidas se han evitado muchas muertes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles