Weekly News

Llena el drama a Wisteria Lane

12 de noviembre de 2009.

Tras cinco temporadas, las amas de casa le dan un descanso a su estatus de "desesperadas" para convertirse en su sexta entrega, que arrancó ayer, a las 22:00 horas por Sony Entertainment Television, en "dramáticas".

"Gracias a Dios, y a los escritores, ahora se van a lo obsesivo y al drama. El giro es en las actitudes de los personajes femeninos, quienes se tornan muy, muy, muy femeninos. Es decir, son muy dramáticos, porque a las mujeres se nos da el drama, ¿no?", dijo Felicity Huffman, quien encarna a "Lynette Scavo" en la serie.

Mientras los primeros cinco años retrataron a Susan (Teri Hatcher), Bree (Marcia Cross), Gabrielle (Eva Longoria) y Lynette (Huffman) como a unas damas de clase media que llegan al borde del infarto por amor, por dinero, por ideales y hasta por berrinches, este año renuevan ánimos y llevan al máximo la alegría y el dolor.

"La tónica es la misma, lo que cambia es la dirección y el sabor. Digamos que nos encontraremos con mujeres que profundizan más en su dolor personal y se asientan, se clavan en lo que viven y dejan de lado el dolor y la perversión ajena", afirma Huffman.

En cuanto a otros cambios, ya desapareció del mapa de Wisteria Lane, escenario de Desperate Housewives, la maquiavélica Eddie Britt (Nicolette Sheridan), porque murió electrocutada. Así que adiós a sus curvas, a su ropa provocadora, a sus minis de paro cardiaco y a sus cáusticas respuestas.

Pero llegó para quedarse Katherine Mayfair (Dana Delany), quien finalmente fue plantada antes de casarse por Mike Delfino (James Denton), ya que él prefirió volver a desposar a Susan. De modo que bienvenido su rencor, su deseo de venganza y su insatisfacción personal, que busca el desquite con la almas ajenas.

"Me tocará hacerle la vida de cuadritos a Susan y, sinceramente, eso me divierte mucho, porque en la vida real me llevo muy bien con Teri (Hatcher). Habrá una pelea memorable entre las dos. Bueno, con decirles que al rodarla los técnicos pedían que fuera en lodo", confesó Delany entre risas.

En esta nueva entrega, Lynette llevará un peso dramático muy profundo, porque debe lidiar de nueva cuenta con un embarazo de gemelos, ya en sus cuarenta, y con la falta de conciencia de su marido, Tom (Doug Savant), así como con el exceso de confianza de su jefe, Carlos (Ricardo Antonio Chavira).

A Bree le tocará darle rienda suelta a sus deseos más carnales al serle infiel a su marido, Orson (Kyle McLachlan), con el ex de Susan, Karl Mayer (Richard Burgi).

"Los papeles se invierten y me toca hacerla de cornudo y de héroe... No puedo adelantar más porque no sé más. Es parte del misterio de Wisteria Lane: Ni siquiera, nosotros, los actores, sabemos todo lo que tenemos que saber", señala McLachlan.

Y en lo que toca a Susan y Gabrielle, a la primera le tocará descifrar un fuerte ataque físico que sufre su hija Julie (Andrea Bowen).

La segunda, en tanto, deberá reencontrarse con un viejo amor: el sexy y seductor jardinero John Rowland (Jesse Metcalfe), porque su sobrina política, Anna (Maiara Walsh) se enreda sentimentalmente con él, sin imaginarse lo que le espera.

Vecinos incómodos

En la sexta temporada de Esposas Desesperadas, Wisteria Lane recibe a una nueva pareja que dicen tiene un pasado oscuro. Y en una muestra de estabilidad se informa que su creador Marc Cherry firmó un contrato para que el telón caiga hasta 2013.

Esta nueva pareja la integran Drea de Matteo y Jeffrey Nordling quienes dan vida a Angie Bolen y su esposo Nick. Ellos darán una fuerte carga de misterio al show ya que junto a su hijo Danny (Beau Mirchoff) guardan un secreto y fomentarán la discordia en los vecinos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles