Weekly News

Tensa posible caso de espionaje a Perú y Chile Por: EFE

15 de noviembre de 2009.

El Gobierno de Perú ratificó el descubrimiento de una red de espionaje en la que están implicados militares peruanos y ciudadanos chilenos, y anunció el regreso del presidente Alan García desde Singapur, para anunciar su posición oficial sobre el tema.

"Estoy adelantando 24 horas mi regreso para tener una información plena, adecuada, y poder expresarme desde dentro del Perú", dijo García desde Singapur, quien, además, canceló una entrevista que tenía programada con la mandataria chilena, Michelle Bachelet.

En declaraciones a medios chilenos, el ministro de Defensa de Perú, Rafael Rey, recalcó que el caso de espionaje, supuestamente financiado por Chile, está confirmado.

"Efectivamente se trata de un hecho de espionaje financiado por Chile aparentemente, según la declaración de él mismo (el implicado Víctor Ariza Mendoza)", indicó Rey.

Además, el Gobierno peruano llamó ayer a consultas a su embajador en Santiago y el canciller peruano, José García Belaúnde, declaró que también canceló la visita que iba a hacer la próxima semana a Chile la ministra de la Producción, Mercedes Aráoz.

García Belaúnde señaló desde Singapur, donde asiste junto a García a la Cumbre de Líderes del Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, que el espionaje es un acto "inamistoso y ofensivo" para el Perú.

Sin embargo, el Gobierno chileno fue categórico en asegurar que Chile no espía e indicó que cuando hay denuncias como éstas, los Gobiernos tienen que ser prudentes y serios.

"Queremos ser muy claros, Chile no espía. Chile es un país serio en sus relaciones internacionales, actuamos con criterio de transparencia y así es reconocido en todo el mundo", afirmó la ministra portavoz, Carolina Toha, en el Palacio de La Moneda, quien descartó que su país llame a consultas al embajador chileno en Lima.

El escándalo se desató cuando se conoció que el suboficial de la Fuerza Aérea Peruana (FAP) Víctor Ariza Mendoza supuestamente entregó a Chile secretos de Estado que implican las adquisiciones militares programadas hasta 2021.

El suboficial, de 45 años, hizo en los últimos años "viajes triangulados" a Argentina y Chile para entregar esa información, según un reporte migratorio publicado por el diario El Comercio.

Aunque Ariza ya aceptó su responsabilidad, los investigadores peruanos tratan de determinar la cantidad exacta de información que supuestamente entregó, entre la que se menciona un plan institucional de la FAP hasta 2021, año del bicentenario de la independencia peruana.

En este plan se señalan las necesidades y proyecciones de la Fuerza Aérea en cuanto a personal, aeronaves, aspectos administrativos e instrucciones, según la publicación.

El suboficial también habría entregado listas con las identidades de los alumnos de la Escuela de Inteligencia de la FAP y algunos documentos vinculados con la demanda por límites marítimos presentada por Perú contra Chile ante la Corte de Justicia de La Haya, aunque esta información no ha sido confirmada.

Los investigadores peruanos tratan de determinar, además, si el suboficial entregó los códigos secretos de comunicación de las embajadas peruanas.

Luego que el militar confesara su culpa, un juez de Lima ordenó su detención junto a la de otro suboficial peruano y la detención de dos supuestos militares chilenos. El juez Luis Garzón Castillo, a cargo del Juzgado Penal de Turno Permanente de la Corte Superior de Lima, abrió instrucción por los cargos de revelación de secretos nacionales, espionaje y "lavado" de activos en agravio del Estado.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles