Weekly News

Los diputados ceden a presión de campesinos

16 de noviembre de 2009.

En el último día de las negociaciones del presupuesto el PRI cabildeó 7 mil 600 millones de pesos más.

Los diputados federales rebasaron el límite legal de la negociación presupuestal y tuvieron que ceder ante las demandas del sector campesino del PRI.

Los números acordados por legisladores priistas irán acompañados de una nueva obligación para el Gobierno Federal, en un plan de austeridad que pretende terminar con duplicidades, alta burocracia y gastos excesivos.

Anoche, el líder de la Confederación Nacional Campesina (CNC) y diputado del PRI, Cruz López, dio a conocer que lograría una reasignación al campo por 22 mil 600 millones de pesos, adicionales al presupuesto previsto para 2010.

El presupuesto del Programa Especial Concurrente para el Desarrollo Sustentable alcanzará los 260 mil 447 millones de pesos, presupuesto superior al programado por el Gobierno que era de 237 mil 845 millones.

Hasta ayer, la negociación se centró en transferir a la CNC 15 mil millones de pesos más, pero los 81 representantes campesinos priistas amenazaron con votar en contra de la propuesta de gasto federal.

En el último día de las negociaciones el PRI cabildeó 7 mil 600 millones de pesos más que resultaron de negociaciones, jaloneos y ajustes internos que afectaron los recursos adicionales para carreteras que estaban previstos en 27 mil 200 millones de pesos.

A pesar de ello, la inversión física presupuestaria para 2010 alcanzará su máximo histórico, por encima de la de 2009, que ascendió a 493 mil 913 millones de pesos.

En la Comisión de Presupuesto hubo una pasarela de diputados que querían verificar sus proyectos carreteros, en tanto el PAN insistía en analizar el ajuste a la alza al campo, pues el objetivo del presupuesto de Egresos es el equilibrio, y no las imposiciones.



Las reasignaciones son los recursos que se obtienen en la negociación presupuestal de recortes al gasto corriente, las modificaciones y creación de impuestos para 2010, así como el superávit que resulte de la liquidación de Luz y Fuerza, entre otros rubros.

Esa bolsa de recursos, que este año superó los 85 mil millones de pesos, se utiliza para satisfacer las demandas, tanto de los partidos políticos como de los gobiernos estatales, representados por 500 diputados federales.

IMPONEN OBLIGACIÓN

En el decreto presupuestal de Egresos 2010, se impondrá una obligación al Gobierno Federal para que cada 15 de marzo presente a la Cámara Baja su propuesta de "Programa Nacional de Austeridad del Gasto Público del Ejecutivo Federal", con indicaciones muy precisas que logren reducir las erogaciones del Gobierno, evitar duplicidades y adelgazar a la alta burocracia.

El priista Sebastián Lerdo de Tejada explicó que este plan de austeridad es un avance en la parte normativa, pues tiene como objetivo principal la reducción de gastos, antes de solicitarle a los ciudadanos "apretarse el cinturón".

En este año no se estima un monto de ahorro, y la redacción está "blindada" para evitar quejas e inconformidades del Gobierno Federal. Hasta el cierre de la edición, el pleno llevaba 60 horas en espera de un acuerdo de la comisión de Presupuesto y de que el PRI destrabara sus diferencias internas



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles