Weekly News

Cierran cumbre alimentaria sin resultados concretos

19 de noviembre de 2009.

El director general de la FAO, Jacques Diouf, clausuró ayer la Cumbre Mundial sobre Seguridad Alimentaria con críticas por la ausencia de líderes mundiales y la falta de plazos y recursos contra el hambre en la Declaración Final de la reunión.

"Habría deseado que todos los países presentes en la cumbre hubieran estado representados por sus líderes", dijo Diouf en rueda de prensa al término de la reunión de tres días en la sede de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

Reconoció que la ausencia de muchos líderes redujo la discusión a un nivel técnico.

"Si no están los jefes de Estado y de Gobierno que pueden coordinar los esfuerzos, si no están aquí para discutir sobre ayuda al desarrollo y de los problemas a ella relacionada, nos hemos ido fuera de tema y reducimos la solución a un nivel técnico", declaró.

En cambio, añadió, la lucha contra el hambre es un problema social, económico y financiero y también cultural.

El director general de la FAO indicó que buscó, sin éxito, que se aprobara que el 17% de la ayuda pública al desarrollo fuera dirigida a la agricultura.

De cualquier manera, Diouf defendió la cumbre, convocada por él mismo tras dos años de crisis alimentaria que ha llevado a que el número de personas que sufren hambre en el planeta alcance la cifra récord de mil 20 millones de personas.

"Estos tres días (de la cumbre) han sido para nosotros una etapa importante en la realización de nuestro objetivo común: un mundo libre del hambre", declaró.

Entre los elementos rescatables de la cumbre se refirió al "firme compromiso de redoblar esfuerzos para alcanzar los Objetivos del Milenio, que prevén reducir a la mitad el número de personas con hambre para el año 2015".

También citó el compromiso de reforzar la coordinación internacional y la gobernanza de la seguridad alimentaria, con una profunda reforma del Comité para la Seguridad Alimentaria y los compromisos a revertir la tendencia a la disminución del financiamiento a la agricultura.

Diouf reconoció que la Declaración común de la cumbre, aprobada el lunes pasado, no contiene plazos, ni compromete nuevos recursos económicos para enfrentar la crisis alimentaria.

En tanto, los resultados de la cita de Roma fueron criticados por organizaciones no gubernamentales, entre ellas Médicos Sin Fronteras que lamentó que los líderes mundiales no lograran ni siquiera dirigir nuevos fondos para enfrentar el problema de la desnutrición.

Por su parte, Vincenzo Spadafora, presidente de la sección italiana del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF), dijo que en la cumbre "se dijeron muchas palabras, pero no se dio ningún paso en la dirección de mayores financiamientos y nuevas políticas contra el hambre".

Sergio Marelli, presidente de la Asociación de ONG italianas, destacó que Diouf reconoció en su discurso final los límites de la conferencia y emitió críticas muy similares a la de las propias organizaciones no gubernamentales.

e



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles