Weekly News

Por fin van ante un juez, los presos de Guantánamo

23 de noviembre de 2009.

En juzgados de Washington cerrados al público, decenas de sospechosos de terrorismo detenidos en Guantánamo están finalmente enfrentando a los jueces y tratando de lograr su excarcelación, a veces prestando declaración por video desde la base en Cuba.

Cumpliendo con un dictamen de la Corte Suprema del año pasado, 15 jueces federales ventilan los casos de reos extranjeros detenidos en Guantánamo.

Estos jueces hallaron evidencia suficiente como para disponer la liberación de 30 reos. Esa cifra podría aumentar porque todavía deben analizar decenas de casos pendientes.

Estos 30 casos contrastan con los de 10 reos que el Gobierno acusó formalmente de complotar para realizar los ataques terroristas del 11 de septiembre de 2001 y otras acciones graves. Khalid Sheikh Mohammed, confeso cerebro del ataque del 11 de septiembre, será juzgado por un tribunal civil de Nueva York. Otros cinco detenidos serán juzgados por tribunales militares.

Se espera que pronto se sumen más nombres a la lista de presos a ser juzgados. Todavía quedan 215 presos con complejas situaciones legales que el Gobierno de Barack Obama heredó de su predecesor George W. Bush.

El secretario de Defensa de Bush, Donald Rumsfeld, dijo alguna vez que Guantánamo alojaba a "lo peor de lo peor". Los jueces rechazaron los pedidos de libertad de 8 reos, pero determinaron que no hay suficientes pruebas como para mantener presos a otros 30. "No hay razón para que este tribunal presuma que los hechos presentados por el Gobierno son ciertos", expresó la jueza de distrito Gladys Kessler al disponer la liberación de Alla Ali Bin Ali Ahmed, quien fue repatriado a Yemen tras pasar siete años en Guantánamo, adonde llegó siendo adolescente.

"Muchos de los datos que contienen esos documentos son puestos en duda por una serie de razones, que van desde el hecho de que contienen rumores de segunda y tercera mano hasta declaraciones conseguidas con torturas y el hecho de que ninguna afirmación pretende ser un relato fiel de lo que se dijo", manifestó Kessler. Agregó que el Gobierno no pudo demostrar que el detenido era parte o apoyaba fuertemente al Talibán o Al Qaeda.

Las evidencias son "sorpresivamente escasas", expresó la jueza de distrito Colleen Kollar-Kotelly al ordenar la liberación de Fouad Mahmoud Al Rabiah, de 50 años, padre de 4 hijos, quien había trabajado como ingeniero de aviación en la Kuwaiti Airways. Estaba preso desde 2002. Rabiah es uno de decenas de individuos que ganaron sus casos o recibieron autorización del Gobierno para ser trasladados a otros países. Pero encontrar países dispuestos a recibirlos no es fácil. Desde que Obama llegó al Gobierno han salido del país apenas 25 reos.

El juez de distrito Richard León, dictaminó que había pruebas de que un individuo detenido en Siria, Abdulrahim Abdul Razak Al Ginco, conocido como Janko, fue torturado por tres meses por Al Qaeda para que confesase que era espía de Estados Unidos. Y luego fue detenido 18 meses por el Talibán en Kandahar antes de caer en manos de los estadounidenses.

"A pesar de todos estos hechos extraordinarios, el Gobierno sostiene que Janko seguía siendo parte del Talibán o de Al Qaeda cuando fue detenido", señaló el juez en la orden de liberación.



Las vistas duran generalmente uno o dos días y se cree que seguirán el año que viene, a menos que se encuentren países dispuestos a recibirlos. Aproximadamente el 45% de los reos es de Yemen y uno de cada diez es de Afganistán. También hay varios de Arabia Saudita, Argelia y Túnez, según el Departamento de Estado.

La limpieza de Guantánamo comenzó durante el Gobierno de Bush, cuando intervinieron los jueces de distrito luego que la Corte Suprema dictaminara que los reos podían cuestionar ante tribunales civiles su detención por tiempo indefinido



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles