Weekly News

Recomienda IMSS no automedicarse por enfermedad hemorroidal

24 de noviembre de 2009.

Automedicarse para curar la enfermedad hemorroidal –las llamadas hemorroides–es una situación de riesgo para la salud, especialmente cuando se trata de síntomas como dolor o sangrado a través de la vía rectal, porque estas molestias podrían ser el indicio de cáncer colorrectal.

Al ser similares los síntomas de ambos padecimientos, no acudir al médico para el diagnóstico y tratamiento oportuno, provoca que el cáncer no sea detectado a tiempo lo cual puede poner en riesgo la vida del paciente, dijo el doctor Moisés Rojas Illanes, médico del Servicio de Cirugía de Colon y Recto del Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

Explicó que el cáncer de colon, así como el de recto y ano, producen síntomas parecidos a los de la enfermedad hemorroidal: dilatación de los paquetes hemorroidales, hemorragia al evacuar, comezón y prolapso (las hemorroides internas se dilatan, alargan, quedan expuestas y causan dolor).

Este tipo de cáncer, habitualmente se presentaba en mayores de 50 años de edad, aunque cada vez es más frecuente en personas jóvenes. El 60 por ciento de los pacientes llegan a consulta con la neoplasia (crecimiento anormal de las células) cuando el dolor es poco tolerable, lo que puede significar que el tumor haya avanzado y pueda diseminarse en otras partes del cuerpo.

Indicó que las hemorroides son un tejido vascular que cuando se dilata o inflama causa dolor y sangrado.

El doctor Rojas Illanes agregó que son varias las causas que producen enfermedad hemorroidal: estreñimiento, pasar mucho tiempo sentado al momento de la evacuación, estar mucho tiempo de pie o cargar objetos pesados. Sin embargo, el factor más importante es comer poca fibra, no tomar agua --dos litros diariamente-- y el sedentarismo.

Para atender el padecimiento en su etapa inicial, el especialista recomendó cambiar los hábitos de alimentación, evitar el estreñimiento mediante el consumo de cereales, avena, salvado y trigo, alimentos con alto contenido de fibra, así como frutas y verduras; ingerir líquidos en abundancia, así como disminuir la ingesta de alimentos con mucha grasa e irritantes.

La atención quirúrgica se aplica en los grados más avanzados de la enfermedad hemorroidal, y aunque se ha creado la imagen de que es muy dolorosa y es mejor evitarla, existen casos en los que la única manera de eliminar el problema es con cirugía. “Actualmente hay muchas técnicas para el control del dolor después de la intervención y los resultados son buenos”, dijo el doctor Rojas Illanes.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles