Weekly News

Censuran a Irán en reunión nuclear de la ONU

27 de noviembre de 2009.

La agencia nuclear de las Naciones Unidas censuró el viernes a Irán cuando 25 naciones respaldaron una resolución que demanda a ese país paralizar su instalación nuclear recientemente revelada y acatar las resoluciones del Consejo de Seguridad de detener el enriquecimiento de uranio.

Irán se mantuvo desafiante y su representante ante el Organismo Internacional de Energía Atómica declaró que su país resistirá "la presión, las resoluciones, las sanciones y la amenaza de ataque militar".

La resolución —como también el resultado de la votación de la junta de decisión de 35 naciones de la OIEA— fue significativa por varios motivos.

La resolución fue apoyada por seis potencias mundiales —Estados Unidos, Rusia, China, Gran Bretaña, Francia y Alemania— en reflejo de una inusual unidad sobre Irán. Moscú y Beijing se habían resistido tradicionalmente a castigar a Irán por su desafío nuclear, ya sea impidiendo nuevas sanciones o debilitándolas.

No habían apoyado formalmente la anterior resolución de la OIEA en el 2006, que envió el caso de Irán al Consejo de Seguridad, iniciando el proceso que ha producido tres paquetes de sanciones a la república islámica. Su apoyo al documento en la reunión de Viena refleja por lo tanto una amplia decepción internacional con Teherán.

También parece indicar un posible apoyo a nuevas iniciativas occidentales para un cuarto paquete de sanciones de la ONU si Teherán sigue ignorando las ofertas de acuerdos para reducir las preocupaciones por sus ambiciones nucleares.

El firme respaldo a la resolución fue también notable. Solamente tres naciones —Cuba, Venezuela y Malasia— votaron contra el documento, con cinco abstenciones y una ausencia.

Eso significa que aun la mayoría de los miembros de países alineados abandonó a Teherán, pese a su tradicional apoyo a la república islámica.

Los diplomáticos que reportaron la votación hablaron el viernes con la condición del anonimato debido a lo delicado de la situación.

Irán sostiene que los ataques a su programa nuclear constituyen un ataque al derecho de las naciones en desarrollo a crear su propia red de energía nuclear con fines pacíficos. Estados Unidos y otras naciones creen que el programa nuclear iraní tiene el objetivo de producir armas nucleares.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles