Weekly News

'Le ponen sabor' a la Ronda de Doha

30 de noviembre de 2009.

Los países en desarrollo unieron ayer sus voces para clamar que la Ronda de Doha no está muerta y exigir a las naciones ricas un compromiso real más allá de las palabras.

"Lo que queremos mostrar aquí es que los países en desarrollo estamos trabajando. Ahora les toca al resto responder", según resumió el ministro brasileño de Exteriores, Celso Amorim, en rueda de prensa.

El G-20, el grupo negociador de países en desarrollo con intereses agrícolas, se reunió en Ginebra, 24 horas antes de que comience la séptima reunión ministerial de la Organización Mundial del Comercio (OMC) que tendrá lugar del lunes al miércoles próximos.

Al encuentro también asistieron los coordinadores del resto de grupos de naciones en desarrollo: el Grupo Africano; el Grupo ACP (países pobres ex colonias europeas de África, Caribe y Pacífico); el CARICOM, el Algodón 4; el G-33; el Nama-11; los países Menos Desarollados (LDC's), y las Economías Pequeñas y Vulnerables (SVE's).

Al finalizar suscribieron una declaración que pide a los 153 países que conforman la OMC que se comprometan explícitamente con el proceso de liberalización comercial:

"Hay una urgente necesidad de traducir las declaraciones políticas en compromisos concretos en Ginebra para poder lograr el objetivo común de concluir la Ronda en 2010".

Ninguno de los oradores quiso nombrar públicamente a un país rico en especial, pero se citó implícitamente al Gobierno de Barack Obama, que tras más de 10 meses en el poder, no ha mostrado aún su posición frente a Doha."Nadie nombra al presidente por su nombre, pero Estados Unidos sí que se citó varias veces. Todo el mundo quiere saber su posición para poder avanzar. Ha habido muchas conversaciones, pero no negociaciones, lo que necesitamos ahora son negociaciones", afirmó a Efe un alto funcionario latinoamericano que pidió el anonimato. Las naciones pobres y emergentes quisieron dar una señal a los países ricos dejando claro que están unidos en la lucha por rescatar la estancada Ronda y mantener el desarrollo en el centro de las negociaciones.

"El G-20 está vivo, y queremos mantener la Ronda viva, y lograr una pronta y exitosa conclusión que tenga al desarrollo en el centro", afirmó Amorim.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles