Weekly News

Canta Jaguares desde las alturas

30 de noviembre de 2009.

Guitarra en mano, Saúl Hernández apareció en una plataforma ubicada cerca de la consola. Desde las alturas y con los reflectores apuntándole, expresó: "Pensamos que ésta era la única forma de estar a tu nivel".

La reacción fue inmediata: cientos de personas ubicadas en la pista del Palacio de los Deportes corrieron hacia el músico con la ilusión de verlo de cerca.

En ese ambiente íntimo, Saúl interpretó Quisiera ser Alcohol. Luego, poco a poco, se sumó el resto del conjunto: César "El Vampiro" López, quien apareció en otra plataforma de lado izquierdo; Alfonso André en el extremo derecho y, a un costado del baterista, el bajista Marco Rentería, quien casi en penumbras se sumó al grupo en los temas No Importa e Imagíname.

La escena anterior sucedió durante un segmento acústico que tuvo Jaguares en el concierto que ofreció el sábado en el domo de cobre, y al que asistieron cerca de 15 mil personas.

Tal como lo anunciaron días antes los integrantes de la banda, esta presentación fue por demás especial, pues formó parte de los 12 conciertos que el videoasta Ángel Flores Torres capturó en la lente de su cámara para dar forma al documental que retratará la actual gira de los Jaguares, 45.

La noche fue larga (aproximadamente tres horas), llena de recuerdos, de viejos y nuevos éxitos. Se cerraron ciclos; se abrieron otros. Saúl y sus compañeros saben bien que "la raza", aquel público que los ha acompañado por 13 años (y mucho antes, cuando eran Caifanes) ha sido fiel, y ha vivido junto a ellos momentos malos, buenos y gloriosos.

El recital comenzó a las 20:30 horas. Las primeras canciones que aparecieron en el repertorio fueron: "En la habitación de tu mente", "Alquimista", "Perdí mi ojo de venado", "Lobo" y "Miedo".

Para interpretar la canción "Píntame", Saúl Hernández tuvo como flamante invitada a su pequeña hija Zoey, quien hace un año también acompañó a la banda de su famoso padre en el concierto que ofreció en el Auditorio Nacional.

Viejos y nuevos fans corearon a todo pulmón canciones como "El secreto", "Te estoy mirando", "Fin", "Detrás de los cerros", "Las ratas no tienen alas", "Aviéntame" y "La vida no es igual".

Resulta por demás interesante ver cómo, al pasar de los años, Jaguares es de las pocas bandas de rock en México que si bien mantienen un séquito de fans muy fiel desde hace muchos años, cada vez suman adeptos más jóvenes, que jamás pudieron ver a Caifanes en vivo.

A Hernández, André, López y Rentería los acompañó el tecladista Diego Herrera (ex Caifanes), fiel "mosquetero" de los Jaguares, y que ha compartido tres años de su vida con la banda como invitado de sus giras.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles