Weekly News

Divide a países triunfo de Lobo en Honduras

1 de diciembre de 2009.

Costa Rica, Colombia y Estados Unidos reconocen el proceso, pero Paraguay, Bolivia y Brasil no; Guatemala condiciona su postura al regreso de Zelaya

Algunos gobiernos latinoamericanos manifestaron que no reconocerán los comicios en Honduras, mientras otros señalaron que la elección de Porfirio Lobo podría abrir una salida a la crisis, en tanto Colombia reconoció "al nuevo Gobierno".

El subsecretario de Estado de EU, Arturo Valenzuela, dijo que la elección fue justa y transparente pero que no puede ser el último paso para restaurar la democracia.

El Gobierno paraguayo no reconoce a Porfirio Lobo como presidente electo de Honduras porque los comicios "estuvieron viciados de nulidad debido a la expulsión del poder de Manuel Zelaya", dijo Humberto Blasco, ministro de Justicia y Trabajo.

El presidente Álvaro Uribe, dijo que "Colombia reconoce al nuevo Gobierno".

El presidente Luiz Inácio Lula da Silva, de Brasil, consideró como "una señal peligrosa y delicada" que las autoridades de facto no permitieran a Zelaya volver para coordinar los comicios.

La presidenta Michelle Bachelet, de Chile, dijo que "las elecciones no pueden ser invocadas para legitimar un golpe de Estado, porque de esta forma se sentaría un precedente grave, inaceptable y una seria amenaza para la democracia en América Latina".

En Panamá, el presidente Ricardo Martinelli dijo que conversó con el triunfador Porfirio Lobo, y que lo invitó a "iniciar un proceso de reconciliación y unificación del pueblo hondureño, a través de un Gobierno de unidad basado en el Acuerdo Tegucigalpa-San José".

En Guatemala, el presidente Álvaro Colom condicionó el reconocimiento del resultado a que Zelaya sea restituido para entregar el poder.

El presidente de México, Felipe Calderón, declaró que no es suficiente la celebración de las elecciones en Honduras para el restablecimiento del orden constitucional.

Además lamentó que no se contara con los observadores internacionales tradicionales e institucionales, la OEA y la Unión Europea.



El presidente de Bolivia, Evo Morales, no reconoce el triunfo de Lobo, en lo que consideró una "dictadura con apoyo de EU".

Mientras Argentina y Venezuela se expresaron abiertamente en contra de los comicios y sus resultados y Costa Rica reconoció a Lobo como mandatario electo. España, México y Chile, se situaron en un punto intermedio



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles