Weekly News

Cerco virtual en frontera México-EU, casi realidad

2 de diciembre de 2009.

El cerco virtual que erige el Gobierno estadounidense en la frontera con México está lentamente convirtiéndose en una realidad: en enero se hará entrega de un primer tramo a la Patrulla Fronteriza y pronto comenzará la construcción de otro trecho.

El Gobierno piensa instalar una red de cámaras, sensores y radares a lo largo de la mayor parte de los 3,200 kilómetros de frontera común y ha dicho que aprovechará la experiencia recabada en la construcción de los dos primeros segmentos en Arizona para decidir dónde y cuándo instalar los demás, y tener una mejor idea de cuánto tiempo toman las obras.

Las autoridades calculan que se requerirán 6,700 millones de dólares para completar el cerco virtual hacia 2014.

"Queremos tomarnos nuestro tiempo para analizar si esto realmente vale la pena o no", dijo Mark Borkowski, director del proyecto. "¿Es una forma adecuada de gastar el dinero? ¿O hay otras soluciones más sensatas? Tal vez se justifique esto en algunos sectores de la frontera, pero no a lo largo de toda su extensión".

Según los planes actuales, cuando funcionen los dos tramos a lo largo de 85 kilómetros en el sur de Arizona, el paso siguiente será autorizar la construcción en los otros 600 kilómetros (375 millas) de frontera en este Estado, que representa el principal punto de ingreso de indocumentados y una importante escala en el tráfico de marihuana.

El cerco virtual consiste en una red de torres equipadas con cámaras, sensores y radares, que permiten que una cantidad reducida de personas puedan vigilar lo que sucede en la frontera a través de monitores. Esas personas estarán en condiciones de observar de cerca cualquier movimiento y determinar si se trata de animales o seres humanos. Si son personas enviarán agentes al lugar.

El cerco es un proyecto elaborado durante la presidencia de George W. Bush hijo, que busca reforzar las medidas de seguridad en la frontera.

El Gobierno y las firmas contratadas dicen que están haciendo grandes progresos luego de sufrir algunos traspiés en la etapa inicial del proyecto.

En el sur de Arizona funciona un prototipo de cerco virtual desde hace dos años. Pero el primer tramo permanente, de 37 kilómetros cerca de Sasabe, Arizona, será entregado a la Patrulla Fronteriza en enero para realizar experimentos. Si todo sale como está planeado, el Gobierno espera iniciar la construcción de un segundo tramo de 48 kilómetros al sur de Ajo en cuanto se completen algunos trámites burocráticos relacionados con el medio ambiente.

El proyecto ha recibido críticas por las demoras y porque se comprobó que el prototipo de muro virtual de 45 kilómetros no funcionaba como correspondía. Esto hizo que el Gobierno retuviera algunos pagos a la empresa contratista Boeing. El prototipo será reemplazado por el primer tramo permanente.

Borkowski, quien asumió la dirección del proyecto cuando comenzaron a llover las críticas, dice que es fácil responsabilizar a Boeing por los problemas, pero que el Gobierno comparte buena parte de la culpa.

El Gobierno dejó que Boeing decidiese qué se necesitaba, sin consultar a la Patrulla Fronteriza, dijo Borkowski.

"Dijimos que íbamos a instalar un sistema que le encantaría a todo el mundo y que cuando lo pusiésemos a funcionar todo saldría a la perfección y la Patrulla Fronteriza estaría feliz. Pero las cosas no se dieron así", expresó Borkowski.

Agregó que no estaba del todo satisfecho con el trabajo de Boeing, pero que había mejoras en los últimos meses.

Tim Peters, vicepresidente de Boeing, sostuvo que los proyectos grandes y complejos como este siempre registran algunos tropiezos y que la compañía ya tiene todo bajo control.

"Es como cuando en Navidad los hijos y los nietos reciben cajas de Lincoln Logs, Legos y Tinkers, y uno debe descifrar cómo usarlos todos al mismo tiempo", manifestó.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles