Weekly News

La opinión de:
Edna Lorena Fuerte
SÍMBOLO DE PUREZA

6 de diciembre de 2009.

En la mayoría de las culturas, y por supuesto en el pensamiento occidental, el color blanco, que más adecuadamente es la suma de todos los colores, simboliza a la pureza, se le asocia con la bondad y tiene un lugar privilegiado en los rituales más importantes de la sociedad. Durante esta semana, nuestro estado se vistió de blanco, en una ceremonia que ya no es tan constante como era en tiempos de nuestros padres o nuestros abuelos, cuando las nevadas tenían una cita regular con estas tierras. Ahora las cosas han cambiado, pero el ver de nuevo nuestra sierra cubierta de blanco es una sensación sobrecogedora que nos recuerda la importancia de la purificación, en lo simbólico y en tangible.

La nieve, en sí misma, tiene grandes bondades para los ecosistemas que la reciben, es una gente de purificación, de limpieza, que disminuye de manera muy significativa la cantidad de plagas y gérmenes del ambiente, proporciona un grado de humedad ambiental único para el tipo de clima que tenemos habitualmente en estas zonas, ya que por el estado de solidificación en que cae el agua, se permite una absorción lenta que regenera los mantos freáticos del subsuelo, sin pasar por el proceso de erosión que provocan las lluvias. El intenso frío que sobreviene a las nevadas es una parte fundamental de este proceso, ya que no permite que se descongele la nieve con rapidez, de tal forma que favorece la máxima absorción de humedad.

Las nevadas, en todas las culturas del mundo que las viven, con mayor o menor intensidad, tienen un significado muy profundo en los ciclos de vida, pues a ella se asocia la regeneración y el cambio, el momento en el que todo muere, o duerme debajo de la superficie nevada, para renacer de esta blanca purificación. La temporada de nieve es un momento de introspección, en el que la vida, en general, todos los seres vivos, aguardamos el nuevo ciclo con renovadas esperanzas. Quizá ahora, en Chihuahua, sea un tiempo propicio para que veamos en la simbólica nieve que nos ha cubierto estos días, ese momento de reflexión que nos llama a un nuevo ciclo.

Los bosques de la sierra de Chihuahua van a agradecer estos días de nevada, y también los ciudadanos podemos encontrar en ello un momento de purificación, no sabemos hasta cuándo llegará la nueva nevada, ni cuánto tiempo pasará para que volvamos a tener esos magníficos paisajes ante nuestros ojos, pero sí podemos darle a estos días la importancia de un nuevo comienzo.

Soy Edna Lorena Fuerte y mi correo es [email protected] para sus comentarios. Gracias.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles