Weekly News

Policía brasileña mata a 11 mil en seis años

9 de diciembre de 2009.

Rio de Janeiro, Brasil.- Las policías de Río de Janeiro y Sao Paulo mataron a más de 11,000 personas en los últimos seis años y muchos de los asesinatos fueron efectuados de un balazo en la nuca, según un informe difundido el martes por Human Rights Watch.

Empero, poco agentes han sido encausados en relación con esos homicidios, que con frecuencia figuran en los informes policiales como muertes de sospechosos que se resistieron a ser detenidos.

El informe de 122 páginas fue precedido por otro de 2008 de Naciones Unidas según el cual la Policía en todo Brasil es responsable de una "parte significativa" de las 48,000 muertes violentas ocurridas el año anterior.

"Las muertes extrajudiciales de presuntos delincuentes no son la respuesta adecuada al crimen violento", dijo el director de Human Rights Watch en las Américas, José Miguel Vivanco. "Los residentes de Río y Sao Paulo necesitan una Policía más efectiva, no más violencia de la Policía".

La coordinadora general de derechos humanos y seguridad pública del Gobierno, Isabel Figueiredo, reconoció que la violencia policial es un problema extendido y grave en Brasil y que "preocupa mucho al Gobierno Federal".

Figueiredo dijo que las autoridades tienen una serie de iniciativas en marcha para enfrentar el problema, incluyendo la capacitación policial en el respeto a los derechos humanos y el uso adecuado de la fuerza, así como el financiamiento de armas menos letales para los cuerpos policiales en los estados.

La funcionaria reconoció que los grupos criminales están fuertemente armados en ciudades como Río de Janeiro, pero aseguró que los mismos cuerpos de seguridad han comenzado a entender que enfrentarlos con armas no resuelve el problema y, más bien, genera bajas en los dos lados.

"El crimen armado existe, por eso es necesario un mejor trabajo de Inteligencia para hacer más efectivo el trabajo de detención de los criminales y controlar la entrada de armas", afirmó Figueiredo.

La Policía de Río y el departamento de seguridad pública de Sao Paulo no respondieron el martes al informe y dijeron que tenían que estudiarlo primero.

Empero, el director de Seguridad Pública del estado de Río, José Beltrame, encargado de todas las fuerzas de seguridad de la ciudad, criticó anteriormente el informe de la Organización de las Naciones Unidas por considerar que los detractores no tienen en cuenta que sus agentes encaran constantemente bandas de narcotraficantes que controlan los barrios humildes y cuentan con fusiles de guerra, granadas y cohetes antiaéreos.

"Tenemos que encarar con algo que muy pocos encaran: combate armado con narcotraficantes equipados con armas pesadas procedentes del exterior", dijo Beltrame en octubre en una entrevista.

"Es un atributo único que tiene que encarar nuestra Policía".

Beltrame habló después que las pandillas en Río iniciaran una ola de violencia, abatieran un helicóptero de la Policía y mataran a tres de los seis agentes que iban a bordo a menos de dos kilómetros (una milla) del estadio Maracaná, donde tendrá lugar la ceremonia inaugural y de cierre de las Olimpiadas de 2016 y la Copa Mundial de futbol de 2014.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles