Weekly News

Aprueban a Carstens y dudan de Cordero

10 de diciembre de 2009.

La propuesta presidencial para que Agustín Carstens encabece el Banco de México y la designación de Ernesto Cordero en la Secretaría de Hacienda dividió a analistas económicos y financieros, así como a la clase política.

Especialistas nacionales y estadounidenses elogiaron la inminente llegada de Carstens por su preparación, experiencia y amplio conocimiento “de las entrañas” del banco central; además de que es una señal de continuidad.

En cambio, advirtieron que Cordero es prácticamente un desconocido en la comunidad financiera internacional por lo que será objeto de “mucho escrutinio por lo que diga y haga en sus primeros meses” al frente de Hacienda.

Ayer el presidente Felipe Calderón anunció que propuso al Senado de la República a Agustín Carstens como gobernador del Banco de México (Banxico), en sustitución de Guillermo Ortiz, cuyo periodo vence el último día del año.

El mandatario dio a conocer que Ernesto Cordero Arroyo ocupará la Secretaría de Hacienda, cargo que tenía Carstens. Para relevar a Cordero en la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Calderón nombró a Heriberto Félix Guerra, quien se desempeñaba hasta ayer como subsecretario de Economía.

“Las designaciones en Hacienda y en Banxico permitirán armonizar de mejor forma la relación entre el gobierno federal y el banco central, a fin de alcanzar el doble propósito de contar con bajas tasas de interés, para preservar el poder adquisitivo, y al mismo tiempo impulsar cambios que permitan acelerar el ritmo de crecimiento de nuestra economía”, afirmó Calderón ayer en Los Pinos.

En el Senado, el coordinador de la fracción priísta, Francisco Labastida, advirtió que Cordero no es conocido en ningún ambiente internacional y eso podría contraer un riesgo. Además, dijo que su llegada a Hacienda podría politizar la economía, ya que se le menciona como aspirante panista a la candidatura presidencial de 2012.

El coordinador del PRD en la Cámara Alta, Carlos Navarrete, expresó que por primera vez desde 1982, el titular de Hacienda y Crédito Público no proviene del núcleo de esa secretaría, por lo que la responsabilidad será mayor y la expectativa en el funcionario también.

El senador panista Gustavo Madero rechazó que la fortaleza y autonomía del banco central se ponga en duda.

El coordinador de los diputados perredistas, Alejandro Encinas, calificó de inaceptable que Calderón premie a los dos secretarios que peores resultados obtuvieron en sus funciones.

Entre el sector empresarial hubo apoyo a los nombramientos, pero señalamientos de grandes retos para Cordero.

Ayer, tras reunirse con banqueros, el titular de Hacienda declaró que su prioridad en la dependencia será apuntalar el crecimiento económico del país.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles