Weekly News

Paga Sedena por abusos ocho millones de pesos

13 de diciembre de 2009.

A la Sedena le han costado 8 millones de pesos las indemnizaciones por los homicidios y violaciones cometidos en los últimos 2 años y medio.

Ese es el monto que ha pagado el Ejército por, entre otros asuntos, 30 homicidios contra civiles, en los que ocho de las víctimas han sido menores.

La mayor parte de las agresiones ha sido cometida por la tropa en puestos de control militar, e incluyen detenciones arbitrarias e interrogatorios ilegales, de acuerdo con un reporte de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena).

En ese periodo las acciones militares también han dejado lesiones graves a 17 personas, entre ellas 4 menores.

"Las reparaciones por daños que dicen asumir es una cantidad ridícula", acusa Adrián Ramírez, presidente de la Liga Mexicana por la Defensa de los Derechos Humanos.

"No sólo hay muertos y heridos, sino torturados y detenidos de manera arbitraria, hay en el Ejército una restricción de garantías a los ciudadanos.

"Se justifican sobre el supuesto de que alguien no se detiene en un punto de revisión para aplicar la violencia extrema, lo que pone en riesgo la vida social", indicó el activista.

Además, Ramírez indicó que la organización que dirige tiene constancia de que existen en el país numerosos retenes de la delincuencia organizada para robar a los automovilistas.

"¿Entonces cuál es la seguridad para detenerse, si alguien no se para en el retén militar, se le puede seguir o rastrear, pero no acribillar", opinó.

Entre las familias afectadas e indemnizadas por el Ejército se encuentran Adán Abel Esparza Parra y los menores Teresa de Jesús Flores Sánchez y José Carrillo Esparza.

Esparza Parra conducía la camioneta que fue baleada por militares en un puesto de control en el poblado de La Joya de los Martínez, Sinaloa, por no detenerse a la orden de los soldados.

En ese hecho, ocurrido el 2 de junio de 2007, fallecieron 2 mujeres y 3 niños por las balas de los militares.

De acuerdo con el reporte militar, por los cinco fallecidos, la Sedena erogó 849 mil pesos. Por las lesiones que dejó en las otras tres personas que viajaban en la camioneta, el Ejército ha tenido que desembolsar 6 partidas de entre mil 775 hasta 57 mil pesos para atender las lesiones de brazos, manos y glúteos.

Otro caso por el que la Sedena pagó es la muerte de cuatro civiles en la comunidad Guanajuato, del municipio de Badiraguato, en mayo de 2008.

Según las declaraciones de los familiares, los hechos ocurrieron en la sindicatura de Santiago de Los Caballeros, en el momento en el que circulaban por un camino de terracería a bordo de dos camionetas, una Ford Lobo y una Hummer.

En el lugar murieron, Manuel Medina, de 28 años; Zenón Medina López, de 30; Leonardo Medina, de 48, y Geovanny Araujo Alarcón, de 28.

"Iban (los familiares en) dos vehículos, uno de ellos, en una Ford Lobo pasa sin ningún contratiempo, espera a su hermano que venía atrás en una Hummer, ve que no viene, regresa y se encuentra con un convoy de militares que no le permiten llegar hasta donde estaba la camioneta donde viajaba su hermano y cuatro acompañantes, pero sí se percata que la unidad y un vehículo militar tenían impactos", declaró uno de los familiares ante el Ministerio Público.

Uno de los quejosos y hermano de una de las víctimas, Edel Medina López, aseguró que los civiles muertos no iban armados y que se dirigían a una fiesta, cuando fueron atacados.

El Ejército pagó a los familiares 153 mil 562 por cada una de las víctimas y 38 mil 390 por cada lesionado





Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles