Weekly News

Narran migrantes secuestro a manos de cartel

14 de diciembre de 2009.

Dos hombres identificados como migrantes narraron el lunes en la televisión mexicana el secuestro que padecieron a manos de un cartel de narcotráficantes, algo que confirma como esos grupos extienden sus acciones a otros ámbitos criminales.

Desde un estudio de la cadena Televisa, con los rostros descubiertos aunque sin revelar sus nombres, los dos relataron cómo por más de 15 días permanecieron plagiados en lo que parecía un taller mecánico en el estado norteño de Tamaulipas, donde eran golpeados por hombres que se decían miembros del Cartel del Golfo e incluso por un niño de no más de 10 años.

"Tenían a un niño como de 10 años que nos golpeaba también a nosotros... nos esposaba y nos pegaba con una tabla donde cayera, en cualquier parte del cuerpo", afirmó una de las víctimas, un hombre joven de playera a rayas que dijo haber sido secuestrado el 19 de noviembre en la ciudad de Reynosa, Tamaulipas, a donde llegó desde Estados Unidos para encontrarse con dos amigos e ir a su estado natal de Hidalgo.

Aseguró que incluso el niño era drogado por el papá.

"Supuestamente ahí era un taller mecánico. Y el señor mecánico trabajaba afuera, él entraba a golpearnos y el hijo de él era el que le pegaba a uno", secundó la otra víctima, un hombre de barba que relató haber sido plagiado cuando llegó al norte del país para intentar cruzar hacia Estados Unidos después de haber venido a México por el fallecimiento de su mamá.

La portavoz de la Policía Federal, Verónica Peñuñuri, confirmó a la AP que ambos hombres formaban parte de un grupo de 29 migrantes de diferentes nacionalidades que el viernes fueron rescatados por la Policía Federal en Reynosa, a 720 kilómetros al norte de la ciudad de México y fronteriza con McAllen, Texas.

La Policía Federal informó el viernes que el grupo ubicaba a personas que buscaban cruzar ilegalmente hacia Estados Unidos, les prometían ayudarlos y luego las secuestraban para exigir un rescate.

De los liberados, 24 eran mexicanos, dos guatemaltecos, un hondureño, un salvadoreño y uno de Ghana.

Las autoridades detuvieron a cuatro hombres que supuestamente tenían como función custodiar a las víctimas, aunque los dos hombres que hablaron en Televisa dijeron que había varias personas más que no han sido capturados.

En la casa de seguridad se decomisó un arma, 13 teléfonos celulares, cuatro juegos de esposas, cuatro libretas con nombres de personas a las que extorsionaban y una tabla de 70 centímetros con la que golpeaban a las víctimas, según el recuento oficial.

"Nos golpeaban con una tabla... todos los días. Nos sacaban tres veces al día para golpearnos y nos exigían por teléfono que habláramos con la familia", contó el hombre de barba, quien aseguró que exigieron 100,000 dólares a su familia, la cual sólo pudo reunir y entregar 51.000 dólares.

"Ellos dijeron que si para este viernes no tenía yo los otros 50,000 me iban a matar", dijo.

Pero como él mismo añadió, "gracias a Dios los señores nos rescataron".

El otro migrante dijo que también fue advertido que el viernes sería asesinado. Y es que en su caso, la familia se negó a pagar los 10,000 dólares que exigieron.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles