Weekly News

Acusan a Príncipe de Gales de intromisión en asuntos del Gobierno

17 de diciembre de 2009.

El Príncipe de Gales, Carlos de Inglaterra, ha sido de nuevo acusado de injerencia en los asuntos del Gobierno después de que se revelase que ha escrito a ocho ministerios en los tres últimos años.

Carlos de Inglaterra ha expresado opiniones muchas veces polémicas en cuestiones como el medio ambiente, la agricultura y la arquitectura, pero, según revela hoy el diario "The Guardian", ha escrito también a otros departamentos como el Tesoro, el ministerio de Exteriores o el de Educación.

Algunos documentos obtenidos por el periódico gracias a la legislación sobre libertad de información indican que el Príncipe de Gales trató de influir en el Gobierno en asuntos relacionados con la construcción de hospitales y el diseño de nuevas ciudades ecológicas.

Esas revelaciones, escribe "The Guardian", van a volver a suscitar preocupación en quienes consideran que el primogénito de Isabel II debería mantenerse estrictamente neutral en los asuntos de gobierno si quiere suceder en el trono a Isabel II.

Según los documentos obtenidos por el diario británico, desde el año 2006 el Príncipe de Gales ha escrito personalmente a los responsables de ocho ministerios, y sus asesores, a cinco.

Carlos de Inglaterra ha recomendado al Gobierno los puntos de vista de la fundación arquitectónica que preside en asuntos como el diseño de nuevos hospitales o la construcción de ciudades verdes.

El dirigente liberal demócrata Chris Huhne advirtió al futuro rey de que debe tener mucho cuidado en respetar la separación tradicional entre los asuntos de gobierno, que están sujetos a la responsabilidad democrática, y sus atribuciones ceremoniales.

"El Príncipe de Gales tiene derecho a preguntar por lo que sucede en el Gobierno, pero cosa muy distinta es intentar imponer su particular punto de vista", dijo Huhne.

Mientras tanto, el primer ministro, Gordon Brown, ha ordenado mantener secreta en el futuro la correspondencia de los miembros de la Familia Real con el Gobierno, lo que impedirá revelaciones como las que hace hoy "The Guardian".

Los ayudantes de Carlos de Inglaterra niegan, sin embargo, que éste "bombardee" a los ministros o se inmiscuya en política.

Un portavoz de su residencia de Clarence House negó este miércoles que el Príncipe de Gales hubiera presionado al Gobierno para que impidiera la divulgación de su correspondencia.

Sus colaboradores defendieron su derecho a comunicarse en plan confidencial con los ministros del Gobierno en asuntos que suscitan su interés o preocupación.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles