Weekly News

Mueren 19 personas en varios ataques en México

18 de diciembre de 2009.

Diecinueve personas murieron en varios hechos violentos en México, entre ellas una bebé que debió nacer por cesárea por las heridas que sufrió su madre en una ataque con granadas, informaron hoy fuentes estatales.

En Nuevo León la pasada madrugada fallecieron cuatro narcotraficantes y dos policías que supuestamente les protegían al enfrentarse contra soldados mexicanos en un municipio rural de Nuevo León, estado fronterizo con Estados Unidos, informaron hoy fuentes castrenses de la VII Zona Militar.

El choque entre los militares y narcotraficantes supuestamente pertenecientes al Cartel del Golfo ocurrió poco antes de la pasada medianoche en una carretera vecinal del Municipio de Zuazua, poblado ubicado alrededor de 40 kilómetros al norte de Monterrey, la capital del estado.

Al parecer los soldados se toparon durante un patrullaje nocturno un vehículo modelo Jeep Patriot custodiado por una patrulla de Policía de tráfico de Zuazua, cuyos agentes supuestamente abrieron fuego contra los soldados.

Durante el tiroteo fue acribillado un supuesto líder de "Los Zetas", el brazo armado del cartel del Golfo, en la zona, un sujeto apodado "El Coreano", de unos 40 años y cuya identidad aún no se ha facilitado, así como tres delincuentes más, y los dos policías del municipio de Zuazua que supuestamente escoltaban el trasiego de una tonelada de marihuana, que fue incautada.

Al parecer el narcotraficante controlaba el mercado de drogas en los municipios de Zuazua, Ciénega de Flores, Marín y Pesquería.

Por otra parte en Sonora, estado norteño fronterizo con EU, agentes de la Policía Estatal Investigadora (PEI) encontraron en Puerto Peñasco seis cadáveres "en estado de descomposición" y "semienterrados" en un camino cercano a la comunidad de Aguazarca, en la carretera Puerto Peñasco- Sonoyta.

La Fiscalía del estado detalló en un comunicado que todos las víctimas son hombres, aún sin identificar, que fueron asesinados con "arma de fuego".

Junto a los cadáveres, personal de servicios periciales de la Procuraduría General de Justicia de Sonora hallaron casquillos de varios calibres, agrega la nota.

Además, en la ciudad de Nogales, del mismo estado de Sonora, seis personas fueron asesinadas en cuatro incidentes distintos ocurridos entre ayer y esta mañana, precisa otro comunicado de la PEI.

Entre las víctimas están Javier González Iruso, titular de una oficina federal de lucha contra el narcotráfico, y Rigoberto Monrroy, funcionario de la Procuraduría General de la República (PGR) en el estado, abatidos a balazos en un restaurante de mariscos poco antes de la medianoche.

A ellos hay que sumar también la muerte el jueves de un agente estatal y otro federal acribillados en otro restaurante de la ciudad. Las dos víctimas restantes son civiles.

Finalmente a estas muertes hay que sumar la de la recién nacida Anahí Guillén Méndez, una niña que nació por cesárea esta semana después de que su madre, Margarita Méndez, quedara malherida en un ataque con granadas ocurrido el pasado 15 de diciembre.

La bebé es la única víctima del ataque, lanzado por desconocidos en una ciudad que es capital de un estado donde operan los carteles de La Familia Michoacana y del Golfo, y que ha vivido en los últimos días una serie de ataques del crimen organizado contra agentes federales.

Los crímenes se suman a la ola de violencia que en 2009 ha azotado a México y dejado 7.384 personas asesinadas, según datos extraoficiales que hoy publica el periódico El Universal.

Desde que el presidente de México Felipe Calderón asumió la presidencia del país el 1 de diciembre de 2006 se estima que más de 15,000 personas han sufrido homicidios dolosos, la mayoría de ellos en acciones relacionadas con el crimen organizado.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles