Weekly News

Viven en Oriente Medio una década de deterioro

22 de diciembre de 2009.

La década que termina no ha sido buena para Oriente Medio. Las fuerzas radicales se han fortalecido, el terrorismo parece haberse tornado aún más letal y peligroso que antes y ahora existe incluso la posibilidad de que el fundamentalismo islámico llegue a obtener poderío nuclear.

"La situación en nuestra zona es hoy mucho más compleja que hace una década", afirma Arie Kacowicz, del Departamento de Relaciones Internacionales de la Universidad Hebrea de Jerusalén. "Hace 10 años, un poco más, estábamos en la euforia del nuevo orden mundial, con Estados Unidos hegemónico. Entre israelíes y palestinos había un proceso de paz activo y nos encontrábamos en la víspera de la cumbre de Campo David, con la esperanza de la paz. El fundamentalismo islámico no estaba tan fuerte como hoy".

Desde el punto de vista israelí-palestino, la última década ha visto un gran deterioro de la situación. Tras las grandes expectativas del proceso de paz, estalló a fines de 2000 la segunda intifada y aunque se volvió en cierto momento a las negociaciones, la mutua confianza no se ha recuperado.

En el interín ha habido una guerra en Gaza, de la que se cumple un año, y la situación interna palestina es complicada, por el golpe de Hamas, hace algo más de dos años y la disputa con la Autoridad Nacional Palestina. Mientras la situación económica mejora en Cisjordania, es grave en Gaza.

Otro de los grandes hechos de la década en la zona ha sido la lucha de EU contra el terrorismo, a raíz del 11-S, la invasión a Irak en el 2003 y la caída de Saddam Hussein, lo cual influyó en un fortalecimiento de Irán, que hoy, se estima, busca poderío nuclear.

"El serio problema hoy es que están las amenazas de organizaciones terroristas como Hamas y Jezbolá y por otro está la amenaza nuclear de Irán", dice el doctor Arie Kacowicz.

En opinión del Mordejai Keidar, catedrático en el Departamento de Historia del Oriente Medio e Islam en la Universidad israelí de Bar-Ilan, la década que finaliza trajo dos grandes cambios en la región: las fuerzas que influyen a fondo en la zona se movieron de EU a la República Islámica de Irán y el aumento del peso las fuerzas radicales internas que están contra el establishment de los regímenes árabes.

En lo que a Israel se refiere, según Kacowicz, la situación recalca "que Israel es parte de Occidente, que está en el mismo barco que EU y Europa, aunque éstos no lo admitan".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles