Weekly News

Prepara Oaxaca su Noche de Rábanos

22 de diciembre de 2009.

Un centenar de personas acudió el domingo a los viveros del parque El Tequio para cosechar al menos 12 toneladas de tubérculo que serán utilizadas en la Noche de Rábanos el 23 de diciembre.

Esta fiesta tradicional, que inició con hortelanos que vivían en el barrio de Trinidad de las Huertas, cerca del Centro Histórico de la ciudad Oaxaca, cumplirá 112 años de instalarse en el zócalo de la capital. Tiene su origen en la víspera de la cena de Navidad, cuando los comerciantes instalaban sus puestos de diversos productos y para llamar la atención de los compradores las mesas eran adornadas con figuras de rábanos y hojas de lechuga. En 1897 fue el primer concurso para ver quién decoraba mejor sus puestos y recibir premios.

Desde que los concursantes sacan de la tierra los rábanos su imaginación empieza a volar. Carlos Manuel Gutiérrez Cruz ha cosechado cientos de rábanos, pero dos miden unos 80 centímetros de largo, tienen relieves caprichosos y desde que los vio, dijo que es posible que de ahí salgan algunos integrantes de la Danza de la Pluma, baile tradicional de Oaxaca, cuyos participantes se caracterizan por portar un penacho.

Gutiérrez Cruz vive en la población de Cruz Blanca, Xoxocotlán, a unos cinco kilómetros de la capital oaxaqueña, y participa por cuarto año consecutivo. Esta vez quiere quedar entre los tres primeros lugares, "hace dos años me mandaron muy lejos, quedé como en el 25".

Montserrat Altamirano Cruz, estudiante de psicología, tiene en mente representar el Día de Reyes. "Con los rábanos haré figuras de niños que le están escribiendo sus cartas a los reyes, pidiendo algún deseo al lado del árbol de Navidad, poniendo las cartas en sus zapatos, esto con el objetivo de que no se pierda la ilusión de los niños de lo que es el 6 de enero".

Félix Ortega Ramos, jefe del Departamento Forestal del Vivero El Tequio de la Secretaría de Desarrollo Rural, explicó que para este concurso se siembran dos variedades de rábanos el Bantender, que crece hasta 90 centímetros, y el Champion que es pequeño y lo utilizan para hacer ojos, dedos o algún otro detalle de las figuras.

El jurado premiará tres lugares: el primero con 15 mil pesos, el segundo con 13 mil y el tercero con 12 mil pesos.

Para que la tradición no se pierda desde hace 10 años han involucrado a los niños y ellos mañana cosecharán sus rábanos y sus trabajos serán exhibidos el miércoles por la mañana. En esta fase hay dos categorías: niños de 6 a 8 años y de 9 a 12 años de edad. Los tres primeros lugares se ganarán una bicicleta y un reconocimiento. Los gobiernos municipal y estatal organizan los concursos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles