Weekly News

Inaugura el Papa pesebre gigante de la Plaza de San Pedro

24 de diciembre de 2009.

El Papa Benedicto XVI inauguró hoy el pesebre gigante colocado sobre la Plaza de San Pedro del Vaticano, una de las atracciones navideñas más importantes de Roma en esta temporada.

En medio de una tarde lluviosa el pontífice se asomó a la ventana de su estudio personal, en el Palacio Apostólico, desde donde iluminó la 'candela de la paz' con la cual, simbólicamente, se iluminó todo el nacimiento.

Poco después de las 17:00 hora local (16:00 GMT) inició el acto con el descubrimiento el nacimiento, que estaba tapado por una enorme lona y después siguió la presentación de un coro de niños vestidos con camisas blancas, corbatitas rojas y sombreros de Santa Claus.

Cientos de personas protegidas por paraguas e impermeables disfrutaron también del canto de villancicos entonados por un coro Godspel y participaron de una vigilia de oración encabezada por el cardenal Angelo Comastri, arcipreste de la Basílica de San Pedro.

En torno a las 18:00 hora local (17:00 GMT) y al final de la ceremonia, el Papa encendió la luz de la paz con la cual se iluminó la fría tarde romana. En ese momento ya no llovía.

En total el pesebre gigante ocupa una superficie de 300 metros cuadrados y tiene un frente de 25 metros, entre los elementos arquitectónicos de este año figuran restos de muros y humildes estructuras ligadas a la vida del campo y a la pesca.

María, José y el niño se encuentran al centro del escenario, estatuas de tamaño natural, protegidos por una inmensa gruta de roca construida con un efecto propio de una cueva excavada en la roca. Con ellos no faltan el buey y el asno.

La composición se inspira a eventos de la vida de Jesús narrados por el evangelios de Mateo y Lucas. A la derecha del pesebre herramientas de pesca recuerdan el oficio de los apóstoles sobre el lago de Tiberiades.

A la izquierda está ambientada una escena que recuerda la vida de los campesinos y de los pastores y alude el anuncio del ángel.

El agua que surge de una fuente simboliza el bautismo y el renacimiento espiritual, mientras el fuego encendido recuerda a Cristo.



Las estatuas más antiguas provienen del pesebre que data de 1842, armado por san Vicente Pallotti en la iglesia romana de San Andrés del Valle, a ellas se han agregado otras figuras en el curso de los años.

El nacimiento fue colocado junto al inmenso árbol de Navidad ya iluminado el 18 de diciembre, un 'abeto rojo' de 30 metros de altura, siete de diámetro y 14 toneladas de peso proveniente de los bosques de Ardenes, en Bélgica.

La tradición de adornar la Plaza de San Pedro con motivos navideños fue introducida en 1982 bajo el pontificado de Juan Pablo II, desde aquel momento los Servicios Técnicos de la Gobernación del Estado Vaticano proyectan un nacimiento distinto cada año.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles