Weekly News

Paquistán investiga masacre terrorista; hay 95 muertos

2 de enero de 2010.

El número de muertos por el atentado suicida de la víspera contra espectadores de un partido de voleibol en la norteña localidad paquistaní de Laki Mawat llegó hoy a 95, según el más reciente balance de la policía.

En medio del enojo de los familiares de las víctimas que se quejan de falta de apoyo del gobierno, fueron sepultados este sábado 88 de los 95 cuerpos recuperados entre los escombros del deportivo de Shah Hasan Khan y de varias casas cercanas dañadas por la explosión.

El atentado, considerado el más sangriento en Pakistán en los dos meses, fue perpetrado por un atacante suicida en medio de unas 400 personas, entre ellas varios niños, que asistían a un partido de voleibol entre dos equipos locales.

Según el último reporte dado a conocer por la policía, al menos 95 personas murieron y decenas resultaron heridas en el atentado suicida, aunque la cifra podría aumentar debido a la gravedad de los lesionados y a que las labores de rescate continúan, informó la televisión Geo TV.

El jefe de la policía local, Ayub Khan, precisó que entre los fallecidos están dos policías, seis miembros del personal de seguridad civil, seis mujeres y varios niños, además de toda una familia.

Decenas de miembros de los equipos de rescate buscan a más personas entre los restos del centro deportivo que quedó prácticamente en ruinas y de más de 20 viviendas cercanas, que se desplomaron por la potente explosión.

De acuerdo con las primeras investigaciones el atacante habría hecho estallar unos 300 kilogramos de explosivos, lo que explicaría la magnitud de los daños del ataque.

La manera de operar del atacante es confusa, ya que mientras testigos afirman que el suicida se inmoló en las tribunas, provocando una explosión, la cual habría alcanzado su vehículo cargado de explosivos, que estacionó fuera del deportivo

En tanto, otro afirman que el suicida entró precipitadamente hasta la cancha de voleibol a bordo de su automóvil, atropellando incluso a varias personas y provocando la detonación de los explosivos que llevaba en el vehículo.

El número de víctimas podría seguir aumentando debido a que los hospitales de Lakki Marwat no cuentan con equipo, ni personal suficiente para hacer frente a la magnitud de las lesiones que sufren muchos de los heridos.

La ciudad de Laki Marwat era hasta octubre pasado uno de los refugios de la insurgencia del movimiento Talibán paquistaní, aunque con la ofensiva lanzada por el ejército en Waziristán del Sur, muchos de los rebeldes se vieron obligados a huir.

En los últimos tres meses, Pakistán ha sido blanco de varios atentados explosivos, atribuidos al Talibán paquistaní, que han dejado más de 770 muertos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles