Weekly News

México, segundo lugar en asesinatos de curas

5 de enero de 2010.

El Vaticano reportó que durante 2009 fueron asesinados 37 agentes de pastoral católicos en el mundo, casi el doble de los registrados el año anterior y la cifra más alta de la última década.

Un informe especial de la Congregación para la Evangelización de los Pueblos de la Sede Apostólica reveló que en los pasados 12 meses fallecieron de manera violenta 30 sacerdotes, dos religiosas, dos seminaristas y tres voluntarios laicos.

En 2008, fueron 20 los misioneros católicos muertos, entre ellos un obispo, 16 sacerdotes, un religioso y dos laicos. En 2009 el Continente Americano se posicionó como la región más peligrosa con 23 homicidios, mientras África tuvo 11, Asia dos y Europa uno.

Encabezan la lista de los países americanos con más decesos Brasil y Colombia con seis cada uno; seguidos por México con tres; Cuba, El Salvador y Estados Unidos con dos de manera respectiva, mientras Guatemala y Honduras reportaron uno cada uno.

En el Continente Africano se informó de cuatro asesinatos en la República Democrática del Congo y el mismo número en Sudáfrica, en Kenia tuvieron lugar dos y en Burundi uno.

Completaron la lista India y Filipinas, en Asia, junto a Francia, en Europa. En cada una de estas naciones falleció un agente de pastoral.

Los tres mexicanos incluidos en el reporte eran el sacerdote Habacuc Hernández Benítez, de 39 años, y los jóvenes seminaristas Eduardo Oregón Benítez (19) y Silvestre González Cambrón (21), ambos de la localidad de Ajuchitlán, en el estado de Guerrero.

Todos fueron asesinados mientras se dirigían a una reunión de la pastoral vocacional la noche del sábado 13 de junio en el municipio de Arcelia, en la región de Tierra Caliente. El presbítero pertenecía a la diócesis de Ciudad Altamirano.

El documento estableció que, según la reconstrucción de la policía, mientras recorrían una de las calles de Arcelia a bordo de una camioneta fueron emparejados por otro vehículo, obligados a bajar y ejecutados con varios disparos.

'A este elenco provisorio redactado anualmente debe agregarse siempre una larga lista de tantos de los cuales, quizás, no se tendrá jamás noticia, que en algún ángulo del planeta sufren y pagan también con la vida su fe en Cristo', indicó el dossier.

'Se trata de aquella nube de los soldados desconocidos de la gran causa de Dios - según la expresión de Juan Pablo II- a quienes miramos con gratitud y veneración, incluso sin conocer sus rostros, sin los cuales la Iglesia y el mundo serían enormemente empobrecidos', agregó.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles