Weekly News

'Antonella', la favorita de los Reyes Magos

6 de enero de 2010.

Aunque ya ha crecido un poco, Violeta Isfel nunca ha perdido la emoción de esperar a Melchor, Gaspar y Baltazar, quienes aún ahora la siguen consintiendo con algún obsequio; sin embargo, ahora lo hace de manera diferente, gracias a su pequeño Omar, de 5 años, a quien ayuda cada año a realizar su carta para los Reyes Magos.

"Lo disfruto mucho. Luego pide unas cosas que no son tan sencillas de encontrar; entonces, se tienen que dar a la tarea de buscar lo que él quiere para que se le cumpla. Es tranquilo, no pide muchas cosas, lo que cualquier niño de su edad", cuenta la actriz, quien da vida a "Antonella" en Atrévete a Soñar.

Y es que así como atesora en su memoria grandes recuerdos con estos seres mágicos, desea que su hijo viva ese día como lo hacía ella de pequeña.

Aunque hubo una deuda que nunca saldaron, el 6 de enero siempre fue especial.

"Recuerdo ese día como increíble. No tenía Santa, sino Día de Reyes, era lo que tradicionalmente se festejaba en mi casa, lo recuerdo lleno de alegría, ¡padrísimo!

"Uno de los regalos que más tengo presente es el de una casa de muñecas de cartón, era lindísima porque la tenías que armar, pintar los muebles y los techos para que quedara bien, ésas fueron de mis favoritas".

Otro momento que recuerda con gran emoción es cuando los Reyes Magos descubrieron el secreto de tejido de su mamá, y realizaron un vestido igual al favorito de Violeta para vestir a una muñeca que luego le llevaron.

"Mi mamá siempre me ha tejido ropa, me hizo un vestido muy mono, mi favorito, y, cuando vi a mi muñeca vestida igual que yo, fue una gran sorpresa".

Pero sin duda, lo que nunca olvidará es cuando recibió una carta nada más y nada menos que de los Reyes, justo cuando ella comenzaba a aprender a leer.

"Me decían: 'Violeta, por haberte portado bien, nosotros...'. Me dejaban una nota cuando apenas estaba aprendiendo a leer. ¡Imagínate que los Reyes te escribieran!".

Por estas razones, la rival de "Patito" trata de despertar esta emoción en el pequeño Omar, y, aunque en ocasiones lo logra, en otras, como cuando se trata de tomarse la foto con Melchor, Gaspar y Baltazar, no tiene tanto éxito.

"Sí reacciona diferente a mí, por ejemplo. Como que le gusta la idea de tomarnos fotos, pero no dice: '¡Wow!, me tomé la foto con los Reyes', no es tan relevante para él".

Es probable que estos tres seres aún sientan el gran cariño de Violeta, pues afirma que hay ocasiones en que la siguen premiando con uno que otro regalo. Y, si ellos no lo hacen, ahora que es grande ella se encarga de satisfacer aquellos gustos que el trío no le cumplió, como un horno que siempre quiso.

"Siempre quise un microhornito, pero cuando crecí, me di cuenta de que era un juguete, no era que realmente hornearas o no, una vez que crecí ya no me importó tenerlo o no".



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles