Weekly News

Continúa la vacunación vs AH1N1 a grupos de riesgo

8 de enero de 2010.

La Delegación Chihuahua del Instituto Mexicano del Seguro Social recibió un nuevo lote de vacunas contra la influenza AH1N1, lo que le permite abrir desde esta semana la cobertura a otros grupos de población, dando preferencia a todos los niños de 6 a 23 meses de nacidos, y a niños de 24 meses hasta adolescentes de 18 años que tengan factores de riesgo.

La Coordinación de Salud Pública del IMSS informó que ya en todas las unidades médicas del Instituto se cuenta con vacunas para los derechohabientes, considerando como grupos prioritarios a todos los niños de 6 a 23 meses; a niños de 24 a 36 meses; niños de 4 a 9 años; a adolescentes de 10 a 18 años y a embarazadas en el primero, segundo o tercer trimestre con factores de riesgo.

La primera etapa de vacunación contra la influenza humana que llevó a cabo el IMSS contempló a los trabajadores de la salud y a mujeres embarazadas.

Puntualiza el IMSS que cuenta con las dosis suficientes para cubrir la demanda de vacunación de los grupos mencionados, además de que se esperan más remesas para seguir extendiendo el programa de protección contra ese tipo de influenza.

La coordinación de Salud Pública del IMSS Chihuahua recuerda además que los síntomas de este tipo de influenza son fiebre, tos, malestar de garganta, mocos más o menos líquidos, cuerpo cortado (dolor muscular intenso), dolor de cabeza, dificultad para respirar, escalofríos y fatiga. A veces puede presentarse vómito y diarrea. Algunas personas pueden presentar todos los síntomas pero no padecer fiebre. Casos muy severos o mal cuidados pueden causar enfermedades respiratorias que lleven a la muerte.

La forma de contagio es principalmente de una persona a otra a través de la tos o los estornudos de alguien infectado. La manera más eficiente es por medio de objetos contaminados por el enfermo, generalmente tocados después de estornudar o toser, donde el virus puede permanecer por varios días, hasta entrar en contacto con una persona sana.

La mayoría de los adultos sanos pueden contagiar a otros desde un día antes de presentar los primeros síntomas y entre cinco y siete días después de haberse enfermado. Esto quiere decir que es posible contagiar a otros aún antes de saber que se ha contraído el virus, lo mismo mientras se padece la influenza.

Son esenciales las medidas de higiene elementales pero bien practicadas: el lavado de manos frecuente, evitar toser y estornudar sin cubrirse la nariz y boca con un pañuelo y evitar las grandes concentraciones de personas. Si se sospecha que está enfermo de la influenza AH1N1, es pertinente el uso correcto de cubrebocas y evitar acudir a lugares públicos.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles