Weekly News

Los cazafantasmas vuelven al cine

8 de enero de 2010.

Cuando Michel Gondry rindió un cariñoso homenaje en Rebobine por Favor a Los Cazafantasmas, millones de treintañeros no pudieron reprimir la lagrimita nostálgica. ¿Cómo olvidar a esos enternecedores ectoplasmas, el cardado de Sigourney Weaver o frases como “tú tranquilo, soy científico”?.

Ahora que “obras de manga digital” y videojuegos también se acuerdan de ellos, Sony ha decidido que ha llegado el momento de comercializar una nueva entrega de la saga fantasmal y prepara la versión.

La frase “Who you gonna call?” fue la más escuchada a mediados de los 80 y la respuesta Ghostbusters! estuvo en el mismo nivel. Casi 25 años después, se anuncia que Los Cazafantasmas, ese grupo de estudiosos de lo paranormal que con rayos de protones encerraban a los espectros, volverán al cine.

El guión está a cargo de los creadores de la serie The Office, Lee Eisenberg y Gene Stupnitsky. Al clásico estilo de la Meca del Cine, la historia se ha reservado y los detalles aún se desconocen, pero se ha podido saber que los personajes centrales deberán luchar contra seres del infierno y tendrán como tarea eliminar los dominios de Satán.

Manos a la obra

¿Y quién sería el director? Aunque al principio se manejó que Harold Ramis, el doctor Egon, sería el responsable, Iván Reitman, el mismo de las dos anteriores, ya dio su brazo a torcer.

El elenco pinta bien. El mismo Ramis confirmó a la cadena MTV que repite él mismo. Y Dan Aykroyd pidió que se sumara una mujer al equipo. El filme llegará a la pantalla grande en 2011.

Espanta al mundo

La primera película de Los Cazafantasmas llegó al cine en 1984. Fue un hitazo y un super-negocio. Necesitó una inversión de 30 millones de dólares y tan sólo en Estados Unidos recaudó 238 millones, casi ocho veces su costo original.

De acuerdo con cifras de Box Office Mojo, la base de datos más fidedigna en EU, ocupa el lugar 61 en la lista de recaudaciones, el 220 en todo el mundo.

¿De qué trata?

La historia es sencilla. Tres parasicólogos expulsados de la Columbia University en Nueva York, debido a sus estudios y prácticas poco ortodoxos (daban toques eléctricos para saber si alguien podía leer la mente), inician su propio negocio trabajando como cazafantasmas e investigando fenómenos paranormales con tecnología sofisticada.

Por coincidencia comienzan a sucederse varios casos de aparecidos en restaurantes o salones de fiestas y el teléfono no para de sonar. Hacia el final de la historia un hombre gigante de malvavisco y los perros del mal, animados por computadora, eran derrotados por los cuatro héroes a bordo de su Ectomóvil.

Cinco años después del fenómeno se llevó a cabo la secuela con el mismo reparto. La taquilla fue extraordinaria el primer fin de semana, pero luego se desinfló dramáticamente con la llegada de Batman, de Tim Burton.

Fenómeno

La película se convirtió en un fenómeno mercadotécnico.

Las playeras negras con el escudo de Los Cazafantasmas (un círculo rojo de prohibición, con un ente blanco adentro) eran vendidas por todos lados.

Se lanzó un videojuego basado en el largometraje así como juegos de mesa y álbumes con stills extraídos del filme, también fueron lanzados.

La canción Ghostbusters, de Ray Parker junior, cuyo video incluía a Danny de Vito, ganó el premio BAFTA en el año de 1985 a la Mejor Canción Original.

Una versión remix fue sacada en LP por la piratería mexicana y juguetes con la figura del fantasma principal podían adquirirse en cinco pesos.

Paralelamente, se produjo una serie animada en la cual se manejaron un estilo macabro y otro oscuro, con la presencia de monstruos de la mitología popular como vampiros, zombies y hombres lobo.

Existieron dos novelas, la primera fue publicada simultáneamente con el estreno y escrita por Larry Milne, y la segunda, titulada Ghostbusters: the Supernatural experience.

Siempre en Nueva York

En la versión del siglo XXI, además de los clásicos cazafantasmas, aparecerán nuevos científicos dispuestos a liberar a Nueva York de los molestos espíritus.

Los fanáticos de la comedia de ciencia ficción habían perdido las esperanzas de que existiera una tercera parte, especialmente desde que el excéntrico Murray se enojó con Ramis, su director en Hechizo del Tiempo. Ahora, parece, todo quedó en el pasado, a diferencia de Los Cazafantasmas, que se preparan para subirse a su particular ambulancia y llegar a los cines en 2011.



Descarga nuestra nueva App para iOS y Android



Comentarios



Publicidad

Compartir en redes sociales



Juarez independiente


 

Diseño de Aplicaciones Móviles